Cuatro formas originales de mantenerte hidratado en verano (no solo bebiendo agua)

, 20 de junio de 2018

hidratarse en verano

Todos tenemos una canción que nos remite inevitablemente al verano, así que dale al play a la tuya porque ya podemos decir, oficialmente, que la temporada estival ha llegado para quedarse.

Con la subida de temperaturas y la sequedad en el ambiente propia de esta época, nuestro cuerpo nos pide que lo mantengamos especialmente hidratado. Si esto es importante durante todo el año, ahora más que nunca.

Y, si eres de los que les cuesta beber los dos litros de agua al día que recomiendan los expertos, estas alternativas a la clásica botella de agua fría te ayudarán a mantener tu organismo en los niveles de hidratación óptimos… y a refrescarte de una forma deliciosa.

Zumos: el cóctel más fresquito y saludable

Hidratarse en verano no tiene por qué ser algo aburrido. De hecho, será algo muy colorido y sabroso si lo haces con zumos de frutas. Esta época del año es genial, entre otras muchas cosas, por la tremenda variedad de frutas de temporada que nos ofrece.

No tengas miedo a innovar, pon tu licuadora Philips a punto y transforma tus frutas favoritas en refrescantes bebidas. ¿Eres más de clásicos? Piña, naranja y melocotón puede ser una opción ideal para ti (y es una de las que más gusta a los niños de la casa). ¿Quieres un sabor diferente? Hazte con frutas tropicales y saboréalas en formato líquido. Mango, papaya y maracuyá combinan perfectamente entre sí y, también, con la naranja y el limón.

hidratarse en verano

Puedes cambiar una de las frutas por zanahorias o tomates –un producto que es en un alto porcentaje agua- y no solo cumplirás con aquello de “toma dos litros de agua al día” sino, también, con la máxima de “come cinco piezas de fruta cada jornada”.

Batidos: el capricho saludable

Es cierto que, en verano, tendemos a tomar más bebidas que pueden contener azúcares poco recomendados. Por eso, si se te antoja un batido, prepáralo tú mismo y te asegurarás de que sea saludable. Vamos a reservar para el invierno las opciones más dulzonas y pesadas y, con el calor acechando, vamos a apostar por mezclar frutas y leche.

Una preparación muy sencilla y muy veraniega es la del batido de sandía. Esta fruta, que contiene tanta agua, hará que nuestro batido sea muy ligero y que tenga un color espectacular. Pon unos taquitos –sin pepitas- en tu batidora Philips, añade leche según quieras el resultado final más o menos lácteo y mezcla todo muy bien.

hidratarse en verano

Para un toque más ácido, suma unas gotas de limón; para uno más dulce, añade una pizca de edulcorante o agrega una fruta más dulzona como el plátano, que te ayudará a espesar la mezcla. Un tip extra: convierte tu batido en riquísimos polos colocando esta amalgama en un molde específico, congela después y tendrás lista una merienda sana y deliciosa para toda la familia.

Limonada casera: el sabor del verano

Otra de las opciones para hidratarse en verano de una forma original es preparar una limonada casera y servirla bien fresquita. No tiene ninguna complejidad y el resultado es muy rico.

Para la receta clásica, con la idea de obtener un litro de limonada, disuelve bien unas cucharadas de azúcar en una parte del agua –así conseguiremos que el resultado sea menos ácido e ideal para todos los paladares-. Usa tu exprimidor Philips para sacar el jugo de unos cuantos limones y limas (para un litro de limonada necesitaremos unos 8 limones y 3 limas, aunque variará según el gusto de cada uno), mezcla el zumo que obtengas con toda el agua, añade unos hielos y sirve en una jarra decorada con unas rodajas de lima y limón.

hidratarse en verano

¿Te vas a la piscina a pasar el día? Pon la limonada en un termo y disfrútala fuera de casa.

Puedes, también, crear limonadas originales y diferentes mezclando, además del limón, frutas de un sabor más suave como la piña. En ese caso, tendrás que licuarla antes de añadirla al agua. Si quieres dotar a tu limonada de color, bate unas frambuesas o unos arándanos, cuélalos y añádelos a la mezcla. El resultado será sorprendente, pues sabrá bastante a limón aunque su color no sea, para nada, el amarillo.

Aguas de verano

La forma más directa de hidratarse en verano es, claramente, beber agua. Pero, ojo, esto no tiene por qué ser aburrido: podemos preparar las aguas de verano. ¿Qué es esto? Básicamente, infusiones frías de agua a base de este líquido e ingredientes naturales.

Con estas opciones, perturbarás mínimamente el sabor del agua, pero sí le darás un toque distinto, muy colorido y apetecible. No te limites a añadir unas rodajas de limón a tu jarra de agua: prueba a agregarle las frutas más diversas. Por ejemplo, puedes congelar unos cuadrados de sandía y melón y emplearlos como cubitos de hielo. En que comiencen a descongelarse dotarán al agua de un sabor afrutado muy rico.

hidratarse en verano

Frambuesas congeladas, cerezas partidas por la mitad para deshacerte del hueso, cuadraditos de piña, moras, naranja, pomelo… Todas las frutas tienen su cabida en esta suerte de infusiones veraniegas.

También puedes sumar pepino, zanahoria o jengibre para disfrutar de las propiedades de estos alimentos mientras bebes agua. ¿Te has propuesto tener las jarras de agua más bonitas de la ciudad? Cuando prepares tus cubitos de hielo, coloca en el interior una flor comestible y conseguirás el objetivo. Si la comida y la bebida entran por los ojos, con opciones así de coloridas y bonitas, este verano estarás perfectamente hidratado.

Imágenes | Unsplash – Monika GrabkowskaChristine TrantBrooke LarkFrancesca HotchinElement5 Digital

En Mi Mundo Philips | Cinco batidos de café fríos para reponer fuerzas después de un entrenamiento

En Mi Mundo Philips | Trucos para aprovechar la pulpa de las frutas y verduras de tus zumos y batidos

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.