Cuidados tras el parto: la madre también tiene que recuperarse

, 5 de febrero de 2015

baby-408269_1280

Cuando das a luz el centro de atención pasa a ser el nuevo bebé recién nacido. Todo el mundo estaba deseando verle la cara y tú, que acabas de parir y hacer un esfuerzo considerable, pasas a un segundo plano. Pero la madre también debe cuidarse tras el parto, y el puerperio es una época que puede resultar un poco dura para las madres recientes. Estos son los principales cuidados que debe seguir la madre tras el parto:

  • En casi todos los partos suele haber puntos por la episotomía. Es normal que notes algo de tirantez en la zona, pero desaparecerá en un par de semanas. Los puntos suelen desaparecer solos pero puedes acudir al centro médico a que los eliminen antes si ven que la zona ya está cicatrizada. Mantén una higiene de la zona con jabones neutros e hipoalergénicos, y recuerda que los primeros cuarenta días tras el parto no es aconsejable el baño. Sécate cada vez que vayas al baño y usa compresas sin plástico que deben cambiarse a menudo.
  • Durante el período que se llama cuarentena (que puede durar más o menos de 40 días) es normal seguir sangrando, aunque esa pérdida de sangre irá disminuyendo poco a poco. El color de la sangre se irá aclarando hasta llegar a ser amarillento. Hay que acudir a consulta cuando hay fiebre o mal olor, cuando han pasado los 40 días para comprobar que “todo está en su sitio” o  si sigues sangrando fuerte más allá de las seis semanas.
  • Después del parto puedes sentir dolor en la zona del útero y de los ovarios. Son los conocidos como entuertos. El útero está volviendo a recuperar su tamaño habitual. Esta recuperación se producirá antes si estás amamantado al bebé.
  • También es más normal de lo que pensamos sentir cierta tristeza cuando se supone que debemos estar felices con nuestro hijo en brazos. Estamos cansadas, dormimos poco y sufrimos importantes cambios hormonales. Habla con tu pareja, con tu familia, o con alguien de confianza que te ayude y te oriente en estos momentos. Esos sentimientos contradictorios irán desapareciendo poco a poco.
  • Descansa todo lo que puedas (y te deje el niño). Duerme cuando duerme él, y si alguien te quiere echar una mano, es mejor que lo haga con las tareas de casa que con tu niño. Todo el mundo quiere tener al bebé en brazos, pero lo que de verdad necesitas es que alguien ponga lavadoras, planche un poco, haga la compra o cocine algo.
  • Puedes comer de todo, intenta comer variado y con una dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento. Bebe mucho líquido (sobre todo si estás dando el pecho). Los kilos de más del embarazo irán desapareciendo poco a poco, no tengas prisa en adelgazar y hazlo de manera sana.

Foto | Pixabay

Fuente | Guía para la madre y el padre del bebé recién nacido del Gobierno Vasco

En Mi Mundo Philips | Llegó la época más dura de resfriados y mocos ¡toca prepararse!

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.