Curso nuevo, cuerpazo nuevo

, 3 de septiembre de 2013

El nuevo curso no empieza en enero, sino en septiembre. Así que gana unos meses de ventaja a la operación bikini y empieza con un nuevo propósito este mes: hacer más ejercicio. Coger una nueva rutina deportiva es bueno para tu cuerpo, para tu salud y para tu estado emocional. Mucho mejor que cualquier dieta restrictiva. Si incorporas nuevos hábitos en tu horario semanal poco a poco te resultará mucho más fácil.

La importancia del deporte

Las mujeres tendemos a fijarnos demasiado en la báscula y en los kilos y poco en la silueta. A veces no hace falta ponernos a dieta para quitarnos esos tres-cuatro kilos que hemos cogido con la relajación del verano, sino simplemente hacer algo de deporte que tonifique nuestro cuerpo y que evite la flacidez y que nuestro trasero, nuestras piernas y nuestra tripa estén “un poco fofos“.

Más ventajas del deporte: si hacemos ejercicio por las mañanas, estaremos todo el día quemando calorías, un cuerpo ejercitado consume más calorías incluso cuando está en reposo, con el deporte generamos endorfinas y nos sentimos más felices, con más energía y con mayor autoestima. ¿A qué son razones suficientes para calzar ya las zapatillas deportivas?

Elige bien y triunfarás

Elige un deporte que vaya contigo, que te guste y que te motive: ir al gimnasio, correr, nadar, pasear a buen ritmo, andar en bici, practicar yoga o bailar. Márcate una rutina y un horario y haz deporte al menos tres veces a la semana. Si vas a practicar deporte, es importante tener las piernas siempre preparadas y sin rastro de vello, así que una depilación definitiva y cómoda desde casa, como la que te aporta Philips Lumea, es la ideal para ti. Con varias sesiones te quitarás el problema del pelo en las piernas para siempre.

Elige también el horario que más te convenga y los días que puedes tener algo más de tiempo. No es tan difícil encontrar algún hueco en nuestro loco horario: a primera hora de la mañana para empezar el día con las pilas cargadas, a mediodía en el descanso para comer o a la tarde cuando terminas de trabajar.

Igual que recomendamos cuando hablamos de running, es importante marcarse objetivos y buscar maneras de motivarte para que no abandonemos a las primeras de cambio. Es normal que los primeros días sean duros, pero poco a poco vas a ver cómo tu cuerpo te pide más y más y que cada vez aguantas más tiempo, llegas más lejos y tus tiempos son mejores.

Para que no digáis que no predico con el ejemplo, os voy a contar mi objetivo para este año: levantarme media hora antes por las mañanas todos los días y alternar un día de elíptica (a ver si le doy más uso que para colgar sábanas) y otro de ejercicios de tonificación. El fin de semana, o piscina y a hacer largos o coger la bici de montaña una horita. Con dos niños pequeños poco tiempo más puedo sacar para hacer deporte, a ver si lo consigo, y el verano que viene presumo de cuerpazo en bikini.

Foto | Casa Velas Hotel
En Mi mundo Philips | Los cinco mejores ejercicios para unas piernas tonificadas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.