¿Debemos prescindir del café haciendo dieta?

, 5 de febrero de 2019

Café y dieta

Cuando un coffee lover se pone a dieta le asalta un dilema: ¿hay que dejar el café en un régimen para perder peso? Ante la posibilidad de que la respuesta sea sí, el amante del café en cuestión comienza a temblar. Pero, afortunadamente, la respuesta es no.

No, no tienes que dejar el café de lado en tu dieta ni prescindir de uno de tus placeres favoritos: prepararlo con calma en tu cafetera superautomática Philips y respirar su aroma cuando está recién hecho. Pero sí tienes que tener unas cuantas cosas en cuenta.

¿Por qué no engorda el café?

Café y dieta

Los carbohidratos son los principales nutrientes a evitar en una dieta. Pero el café no tiene carbohidratos; de hecho, se estima que una taza de café solo puede contar con apenas 10 calorías (mucho menos que un yogur). Tampoco contiene colesterol, azúcar o grasas saturadas, por lo que los grandes enemigos de un régimen están bien lejos del café.

¿Qué contiene, pues, esta bebida? Magnesio, ácido pantoténico y potasio, entre otras sustancias buenas para nuestra salud y dieta. El café, además, es rico en antioxidantes, por lo que no solo es incompatible con nuestra dieta, sino que es incluso un complemento ideal para ella.

El café también nos estimula y nos da energía, por lo que puede ser la gasolina que necesitemos para arrancar a hacer deporte, una práctica completamente necesaria para seguir una dieta de manera efectiva.

Café y dieta

No podemos decir que el café por sí mismo adelgace, pero sí que incentiva la termogénesis y aumenta nuestra tasa metabólica, por lo que nos ayuda a perder calorías (lo que, sumado al resto de prácticas de una dieta, se traduce en una pérdida de peso).

¿Cómo tomarlo en una dieta?

Café y dieta

La respuesta es muy sencilla: solo. Si cada taza de café contiene apenas una decena de calorías, consumirlo sin añadirle nada será totalmente compatible con un régimen. Ahora bien, si tu costumbre es acompañarlo con leche, azúcar y una buena crema para hacer un delicioso capuccinolo ideal será que retornes al espresso mientras estés a dieta.

A cambio de renunciar a tu caffe latte podrás disfrutar del café en estado puro, descubrir sus aromas y matices y hasta atreverte con tus primeras catas. Con café, estar a dieta no parece tan duro, y recuerda preguntar siempre a tu médico o especialista en nutrición para resolver cualquier duda.

Imágenes | Unsplash – Mario Ibrahimi, Erik Witsoe, Elizabeth Tsung, Ronaldo Arthur Vidal

En Mi Mundo Philips | Cómo es el café latte macchiato perfecto

En Mi Mundo Philips | Desde la taza que eliges hasta el sonido de tu cafetera: así es la experiencia multisensorial del café

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.