Del árbol del cafeto a la taza de café. Proceso del grano hasta convertirse en un café de calidad

, 14 de noviembre de 2013

proceso-cafeTodos sabemos que el grano de café tostado con el que nos preparamos nuestra bebida favorita no sale tal cual del árbol del cafeto, sino que hay que realizar un largo proceso con el grano, hasta obtener la materia prima para preparar un café de calidad.

La forma de realizar ese proceso, hace evolucionar de modo fundamental los aromas que luego disfrutaremos con el café, por lo que es necesario realizar cada paso con cuidado y dedicación para conseguir un producto de calidad.

Del árbol del cafeto a la taza de café

Recolección de las cerezas

La primera fase es la recolección de los frutos del cafeto, las llamadas cerezas del café por su forma y color similares al fruto del cerezo, que guardan en su interior las preciadas semillas del café.

Dependiendo de la zona, la altitud a la que esté el cafetal, la orografía del terreno y otros factores, ese proceso es más o menos trabajoso, pues se suele realizar a mano, seleccionando de esta manera, solamente los granos que están en un punto óptimo de madurez.

Despulpado

Una vez recogidas las cerezas, el primer paso es proceder a retirarles la pulpa, proceso denominado despulpado, que se suele realizar de dos formas diferentes según las costumbres de la zona donde se recolecte el café.

El método seco consiste en dejar secar los frutos al sol, en capas de unos 8 cm de altura y removiendo frecuentemente durante aproximadamente 10 días. Pasado ese tiempo se obtiene un producto llamado café bola, que una vez pasado por la máquina, separa el grano de la pulpa restante, que luego tiene usos como material combustible. Finalmente se obtiene un grano de café limpio denominado café oro o grano miel.

El método húmedo, consiste en lavar las cerezas del cafeto para eliminar impurezas y separarles la pulpa en el momento con unas máquinas especiales. Posteriormente, se deja fermentar el café durante 24 horas, procediéndose después a un nuevo lavado, para dejarlo secar al sol a continuación. Una vez seco, se procede al descascarillado del pergamino, hasta obtener el café verde, que es el formato habitual en que se comercializa el producto.

proceso-cafe-tazaEl tostado del café

Para disfrutar de un delicioso café espresso necesitamos meter granos tostados en nuestra cafetera para que preparen la infusión y obtener así una bebida llena de cuerpo, aroma, amargor, y otros rasgos que tanto nos gustan.

Es procedimiento de tostado del café verde, puede hacerse sin añadir nada, a lo que se denomina tueste natural, o añadiendo azúcar a los granos del café, obteniéndose el llamado café torrefacto.

El tueste del café,  hace que los granos aumentan de tamaño. Al aplicar el calor, los granos verdes pasan a tener primero un color amarillo, luego marrón hasta acabar con su color habitual. En el proceso, pierden su humedad y sacan al exterior los aceites aromaticos de su interior, mientras su aspecto se agrieta un poco. El nivel de tostado, determina también la mayor importancia de aromas frutales, amargos y la intensidad de los sabores presentes en el café.

cafetera philips molinillo incorporadoUna vez tostados, los granos están llenos de aroma, con casi 800 elementos organolépticos, listos para aportar su aroma. Los granos ya están óptimos para su uso en cafeteras que incorporen el molinillo de café, o habrán de ser molidos de la forma idónea para el tipo de cafetera que se vaya a utilizar.

Ahora llega la mejor parte, esperar que se prepare el café, cerrar los ojos y disfrutar de una buena taza, apreciando el trabajo que se ha realizado para transformar el fruto del árbol del cafeto en un café de calidad.

Fotos | Wikimedia Commons, Pakus y Philips

En Mi mundo Philips | El café de Juan Sebastián Bach

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.