Del vinilo y el cassette al MP3 y el iPhone: evolución de las minicadenas

, 1 de octubre de 2012

Cadena musica

Algunos aún seguimos escuchando nuestra música favorita en soportes tradicionales, como el vinilo, pero ahora lo hacemos como una opción personal, antes no había elección. Tras los gramófonos y aquellos discos antiguos de pizarra, los cassettes y los discos de vinilo aparecieron como formatos revolucionarios que nos permitían escuchar una música con mayor calidad de sonido. Además los cassettes nos daban la oportunidad de grabar y regrabar nosotros mismos nuestra propia selección musical.

Es muy probable que muchos recordéis, como primer sistema de reproducción que entró en vuestra casa, el tocadiscos de maleta. Los más jóvenes, tal vez solo podáis retroceder hasta el cassette con sonido mono, que luego nos serviría para reproducir los primeros videojuegos en formato cinta. En cualquier caso la llegada de las primeras cadenas de música, estructuradas por módulos, fue todo un símbolo de modernidad, y en muchos hogares, un lujo.

Unos equipos de sonido que solían disponer de radio, una o dos pletinas para cassettes, un amplificador, un plato para los vinilos y dos altavoces que colocábamos estratégicamente sobre aquellos espantosos muebles de salón y que hacían que retumbara toda la casa cada vez que se nos iba la mano con el volumen.

Y el CD se cargó al cassette

microcadena Philips con reproductor de CD

Con la llegada del CD, tuvimos la posibilidad de añadir un módulo más a nuestra torre, que algunos nostálgicos aún conservamos y usamos de vez en cuando, a pesar de habernos rendido a las posiblidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

El reproductor de CD condenó a algunos soportes tradicionales al exilio involuntario del trastero y convirtió a otros, como el vinilo, en objeto del deseo de coleccionistas y amantes de los surcos, la cara B y las rpm.

Las minicadenas o microcadenas actuales apuestan claramente por la tecnología digital, el MP3 y la reproducción directa desde nuestros móviles o desde el USB. Algunas siguen manteniendo la entrada para CD o la sintonización digital de emisoras de radio y otros incluyen un sistema despertador con alarma para unificar funciones en un único dispositivo.

Reproduciendo desde diferentes gadgets

microcadena clásica Philips con cargador para iPhone

Los sistemas más avanzados disponen de una base para cargar el iPod/iPhone, mientras reproduces directamente la música desde ellos, pudiendo alternar con facilidad con la reproducción en otros sistemas como el USB directo, la conexión MP3 o el CD.

Pero la evolución de los sistemas de sonido no se ha producido solo en relación a los sistemas de reproducción y los soportes utilizados, tal vez lo más novedoso sea la mejora de la calidad de sonido. La ecualización automática, sistemas con refuerzo dinámico de graves o con sonido envolvente para conectarlo a tu reproductor DVD y disfrutar del cine en casa.

Por no hablar del diseño y tamaño…algunos equipos son tan planos que los puedes instalar de forma vertical en la pared de tu salón. Vaya diferencia con aquellas pesadas torres que escondías tras las puertas del armario de tu salón, justo debajo del mueble-bar.

Mi Mundo Philips | Reproductor multimedia, del PC directamente al TV

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.