Estos son los mejores alimentos para cuidar tu corazón

, 29 de septiembre de 2016

Verduras

¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son el principal problema al que se enfrenta la población mundial? Los malos hábitos y la vida sedentaria nos han llevado a poner en peligro la salud pero, por suerte, la solución está en nuestras manos. Solo hay que llevar un estilo de vida saludable, hacer algo de ejercicio y apostar por una dieta equilibrada. Tu corazón se merece que lo cuides, y estos son los mejores alimentos para hacerlo.

Cuida tu corazón y vivirás más y mejor

aceite de oliva

Muchas organizaciones e instituciones trabajan a diario por concienciar a la población de lo importante que es mantener una buena salud cardiovascular, es decir, cuidar nuestro corazón y su funcionamiento. Las enfermedades cardiovasculares son un grave riesgo para la salud que afecta a millones de personas, pero acabar con ellas es muy fácil con pequeños gestos en el día a día.

¿Qué son exactamente estas enfermedades? Cuando el corazón o el sistema cardiovascular no funciona bien, se ve afectado todo el resto del cuerpo. Es el motor del cuerpo, de los músculos, de los huesos y de todos los demás órganos, y si falla puede derivar en problemas de distinta gravedad. Mantener un corazón fuerte y sano en realidad es sencillo, basta con no fumar, no abusar del alcohol, practicar algo de ejercicio cada día y llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Una dieta sana y variada: el combustible que tu corazón necesita

fruta

La clave de una correcta alimentación no es ningún misterio: los fundamentos de la dieta mediterránea son los mejores para tener una salud de hierro. Hay que apostar por alimentos naturales que cubran todas nuestras necesidades nutricionales de forma variada. Recomendaciones básicas son: tomar al menos cinco porciones de frutas y verduras al día, reducir el consumo de dulces y grasas saturadas, no abusar de las carnes procesadas, priorizar los cereales integrales, cocinar con aceite de oliva virgen extra y disminuir la sal en todas las comidas.

Volver a la cocina casera, sumando más ingredientes sanos como los superalimentos, es una buena manera de recuperar hábitos saludables. ¿Cómo es posible que hayan aumentado los problemas del corazón si la medicina no deja de avanzar? La respuesta nos la dan los cambios de hábitos, que nos están llevando a ser más sedentarios y a tomar demasiados alimentos procesados, abusando de grasas y azúcares. Ya lo decían nuestras abuelas, no hay nada como comer en casa.

Los mejores alimentos para un corazón sano

Salmón saludable para el corazón
  • Verduras y hortalizas. Frescas o congeladas, pero siempre crudas para tomarlas al natural o para cocinarlas en casa, deben ser la base diaria de una buena dieta. Son especialmente buenas para el corazón las coles como el brócoli y la coliflor, así como las de hoja verde como espinacas, por su poder antiinflamatorio. Tienen mucha fibra, vitaminas y minerales, aportan agua y apenas tienen calorías, con prácticamente nada de grasa.
  • Frutos rojos y bayas. Todas las frutas son necesarias a diario para tener una salud de hierro, pero las bayas como arándanos, frambuesas o fresas destacan por concentrar un gran número de nutrientes, vitaminas y antioxidantes. Su contenido en flavonoides es beneficioso para regular la presión arterial, importante para el corazón.
  • Aceite de oliva virgen extra. Es un producto graso pero de las llamadas “grasas buenas”, las monoinsaturadas. Son esenciales para el organismo ya que disminuyen los triglicéridos y ayudan a aumentar el colesterol bueno, un nutriente esencial. Se puede consumir en crudo en pequeñas porciones y también es el más adecuado para freír y cocinar.
  • Pescado azul. Salmón, sardinas, bonito, atún o anchoas son pescados azules, más grasos que los blancos pero ricos en Omega 3, ácidos grasos saludables que contribuyen a tener un buen sistema cardiovascular, disminuyendo el colesterol malo. Además son ricos en proteínas de alto valor biológico, tienen pocas calorías y suman minerales esenciales como el calcio.
  • Ajo y cebolla. Son potentes antiinflamatorios que incluso ayudan a reducir la placa y la presión arterial, evitando la hipertensión y mejorando la circulación sanguínea. Además tienen poder antibiótico y son buenos para prevenir y tratar enfermedades respiratorias. Tienen más poder en crudo, por eso para que no repitan podemos retirar el germen interno de los dientes de ajo y dejar ambos a remojo en agua fría unos 30 minutos antes de consumirlos, para que pierdan fuerza.
chocolate
  • Hierbas y especias. Puesto que el abuso de sal es perjudicial para el corazón, lo mejor es apostar por las especias para dar sabor a los platos. Además tienen muchas propiedades beneficiosas, reducen la inflamación y combaten la hipertensión. Cúrcuma, comino, pimienta, pimentón, tomillo, orégano, canela, laurel, clavo, jengibre… úsalos a tu gusto.
  • Vino tinto. Tomado con moderación, el vino tinto posee compuestos que pueden ayudar a mantener los vasos sanguíneos flexibles, ayudando a tener un buen nivel de colesterol bueno y arterias sanas. Destacan los polifenoles y el resveratrol, que ayudan a prevenir trombos y otros problemas de la sangre.
  • Frutos secos y semillas. Son muy energéticos en pequeñas dosis, contienen muchos minerales y vitaminas y además son ricos en grasas saludables. Destacan sobre todo las nueces, con un gran contenido en Omega 3, y las semillas de lino y de chía.
  • Legumbres y cereales integrales. Se recomienda sustituir parte del consumo de productos animales por legumbres, que tienen pocas grasas pero son muy ricas en nutrientes. Aportan fibra y proteínas vegetales, y minerales como el magnesio o el potasio son muy beneficiosos para el corazón, sin aumentar el colesterol. Combinando legumbres y cereales, por ejemplo lentejas con arroz o garbanzos con avena o mijo, tendremos proteínas completas.
  • Chocolate negro. El cacao tiene propiedades antioxidantes y también es rico en polifenoles, que ayuda a tener una buena circulación, y contribuye a frenar el envejecimiento celular. Además nos pone de buen humor y es relajante, y eso siempre es positivo para el corazón.

Como ves, hay muchos alimentos que tienen efectos muy positivos en la salud de nuestro corazón; la clave está en el equilibrio y la variedad.. Apuesta también por técnicas de cocina saludables, como el vapor, la plancha y el papillote, añade un poco de ejercicio diario, un buen descanso por las noches y no te olvides de tomar suficiente agua durante todo el día. El corazón es el motor de nuestro cuerpo y nosotros tenemos el poder de cuidarlo como se merece.

Fotos | iStock.com/leonori, Igor Dutina

En Mi Mundo Philips | ¿Qué son los superalimentos? Muchos ya están en tu dieta

En Mi Mundo Philips | ¿Se te pegan las sábanas? Preparar un desayuno rápido para llevar es así de fácil

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.