Diferencias entre una cafetera espresso, por goteo o monodosis

, 26 de junio de 2017

Tener una buena cafetera es el primer paso para degustar buen café, pero hay tantas máquinas diferentes en el mercado que puede ser difícil saber cuál elegir. ¿Cuáles son las diferencias entre una cafetera espresso, por goteo o monodosis? ¿Cómo saber cuál nos conviene? Hoy repasamos las claves de cada modelo y te recomendamos las mejores para que disfrutes del café perfecto en casa.

Cafetera por goteo o de filtro

También conocida como cafetera americana, es fácilmente reconocible porque la has visto miles de veces en el cine y la televisión. Es la favorita de los estadounidenses porque con ella se prepara su típico café americano aguado, con muy poca concentración de café en grandes cantidades de agua.

Esta cafetera funciona con un sistema similar al de la clásica cafetera moka, pero con energía eléctrica. Consiste en un gran depósito de agua que, al calentarse, pasa por un filtro desechable de papel donde se coloca el café molido. El agua va pasando muy lentamente, cayendo el café infusionado gota a gota sobre la jarra.

Dicha jarra, normalmente de cristal transparente, permanece sobre una placa metálica que mantiene el café caliente durante mucho tiempo. El resultado es un café suave  con poco cuerpo, muy ligero, sin capa de crema y con poca concentración de cafeína. Algunos modelos más actuales incorporan también un molinillo de café para poder usar café en grano y no tener que depender del filtro, dando un café más aromático.

Cafetera monodosis

Han estado de moda en los últimos años por la novedad que suponía poder preparar café de la forma más fácil y simple. Estas cafeteras están pensadas sobre todo para quienes tienen poco tiempo o no les interesa complicarse eligiendo el tipo de café en grano o personalizando los parámetros de la máquina.

Suelen ser muy compactas y muy simples en su mecanismo. Son las monodosis compatibles con cada modelo las que determinan el tipo de café que podemos preparar; solo hay que elegir la variedad, depositar la monodosis en el compartimento adecuado y pulsar un botón. Algunas cafeteras permiten preparar dos tazas a la vez.

La máquina se encarga ella sola de infusionar el café con la dosis escogida, que normalmente se puede ajustar para hacer el café más corto o más largo. Las monodosis usadas caen a un depósito muy cómodo de vaciar, facilitando la limpieza y el almacenaje.

Cafetera espresso: la reina del mejor café

 

Llegamos a la categoría estrella del mundo del café, las cafeteras automáticas o superautomáticas espresso. Este tipo de cafetera es la que utilizan en bares, cafeterías y restaurantes porque ofrece el mejor café al más puro estilo italiano y permite controlar al máximo todo el proceso.

Su diseño revolucionó el mundo del café gracias a su precisa tecnología, que en realidad se basa en un sistema muy simple. La máquina calienta el agua hasta que alcanza una elevada presión, pasando por el depósito de café recién molido. Con esa combinación de alta temperatura y presión se obtiene un café intenso, con mucho cuerpo y aroma, y su inconfundible capa de crema.

Es por ello que la cafetera automática es la mejor elección para un gourmet que busca el perfect serve en cada taza. Estas máquinas incluyen la personalización de nuestra bebida con el grado de molido, el volumen de infusión o la intensidad. Con algunos modelos incluso podemos preparar recetas distintas, como un café con leche o capuccino italiano.

Por ejemplo, las cafeteras espresso superautomáticas de la Serie 4000 de Philips preparan hasta cuatro cafés diferentes con solo pulsar un botón, e incluye la función Coffee Switch para los que prefieren el sabor clásico del café de filtro por las mañanas. Y no hace falta ser barista profesional para degustar un buen capuccino, con el espumador de leche es más fácil que nunca hacerlo en casa.

Un verdadero sibarita del café sueña con los mejores locales de Italia, cuna del espresso. Por eso la serie Incanto de las cafeteras espresso superautomáticas Saeco reúne la mejor tecnología italiana con el diseño más refinado para satisfacer las expectativas del cafetero más exigente, cuidando hasta el más mínimo detalle.

Los molinillos cerámicos muelen con precisión los granos para garantizar un café fresco y aromático en cada momento, porque no hay nada como el café recién molido. La máquina lo hace automáticamente, desde que pulsamos el botón con la bebida escogida. Un espresso más o menos corto, café con leche o capuccino; con el espumador podemos jugar creando nuestras propias recetas.

La serie Incanto no solo permite ajustar nuestras preferencias, también podemos guardar distintos perfiles de usuario para que cada usuario pueda tener siempre su café perfecto. Lo mejor de las cafeteras automáticas es que no solo ofrecen la máxima precisión, también son muy sencillas de utilizar, y con el sistema de preparación extraíble la limpieza es cómoda y fácil.

Disfrutar de un buen café en casa está en tu mano si sabes qué máquina se adapta a tus necesidades, pero está claro que un verdadero amante del café elegirá siempre una cafetera automática espresso. Si buscas un café perfecto, recién hecho rápidamente sin complicaciones, la cafetera automática está hecha para ti.

En Mi Mundo Philips | Cómo convertirte en un verdadero experto de la cata de café

En Mi Mundo Philips | Hemos probado la Cafetera espresso Philips Serie 3000: tu café al punto todos los días

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.