El cambiador del bebé: cómo organizarlo para tener todo a mano

, 20 de enero de 2017

El cambiador es, junto a la cuna, uno de los muebles más habituales en la habitación del bebé. Y por propia experiencia, también uno de los más utilizados. Organizarlo y decorarlo bien es importante porque te permitirá cambiar al bebé y vestirle mucho más rápido todos los días, y además forma una parte tan vital de su habitación que querrás tener el rincón del cambiador lo más bonito y completo posible.

Qué guardar en el cambiador del bebé

Es importante que el cambiador esté bien equipado para que no echemos nada en falta en el momento de cambiar al pequeño. Esta lista de cosas a guardar en el cambiador te ayudará a comprobar que tienes todo preparado.

  • Pañales
  • Toallitas húmedas
  • Cremas para el culete, cremas hidratantes, etc.
  • El pijama de dormir
  • Bodies de recambio
  • La ropa y los zapatos con los que le vayas a vestir ese día
  • Peine, colonia, cortauñas… Es decir, un kit completo de cuidado del bebé para dejarle bien guapo o guapa por las mañanas.
  • Termómetro, medicinas, etc. Se pueden guardar en otro lugar, pero lo cierto es que a mi me ha resultado muy útil las veces que le notaba caliente y quería comprobar si tenía fiebre o no. Además, poder darle la medicina ahí sentado es más cómodo.
  • Aceite o crema para masajes. Si le acabas de bañar, puede ser un buen momento para darle un masaje tumbado en el cambiador.
  • Una toalla. He tenido dos chicos, y es bastante habitual que te hagan “el chorrito” cuando están desnudos. Tener una toalla a mano para taparles y que no te mojen entera es una buen idea.
  • La cesta de la ropa sucia del bebé, para echarla a lavar cuando le estés cambiando.

Hay cambiadores que son muy sencillos, con patas y con varias baldas para guardar las cestas donde tener todo ordenado. Éstos me resultan más cómodos porque te permiten guardar muchas cosas cerca del lugar donde vistes y aseas al bebé, aunque el uso de este mueble se limita a dos o tres años. Pero también hay cómodas-cambiador, que son unos muebles más completos para guardar las cosas de los niños y que tienen arriba para poner un cambiador. Elige lo que te resulte más cómodo y funcional para el cuarto del pequeño.

Lo que resulta fundamental cuando tenemos al niño en el cambiador es tener todo muy cerca, dejarlo preparado antes de vestirle, porque no puedes apartar la vista ni dejar de agarrarle ni un solo instante. Enseguida aprenden a darse la vuelta y a moverse, y las caídas desde el cambiador son mucho más frecuentes de lo que pensamos.

Fotos | Vertbaudet, Micuna

En Mi Mundo Philips | Detalles originales para decorar la habitación de tus hijos

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.