Todos los usos que no sabías que tenía un extractor de leche

, 22 de enero de 2014

856511_BP_Laura_and_Henry-L

Vas a ser mamá y tus amigas que han dado a sus hijos lactancia materna te recomiendan comprarte un sacaleches. Como madre primeriza, no sabes muy bien qué vas a hacer con él. Y sí, te confirmo que si vas a dar el pecho necesitas uno. Te será de muchísima utilidad, porque un extractor de leche tiene muchos más usos de los que tú crees:

Para establecer la lactancia materna

En los inicios de la lactancia materna, puede que tengas una buena subida de leche ¡enhorabuena si ese es tu caso! Pero hay algunas madres a las que la leche les tarda en subir, porque han sufrido una cesárea, porque el bebé no mama con fuerza, o por lo que sea. En esos casos, con un buen extractor de leche, estimularás la subida de la leche hasta que esté completamente asentada.

SCF330_20-U4P-global-001_lowres

En un estudio clínico realizado por pediatras británicas, el extractor de leche manual de Philips AVENT demostró ser más eficaz que un extractor eléctrico de un hospital a la hora de extraer más leche materna. Elige un extractor eléctrico o manual, según te convenga más o con el que más cómoda te encuentres.

Durante los primeros días de vida del bebé, también puedes notar el pecho congestionado por la subida de la leche. En esos casos, puedes aliviar la tensión con el extractor o con una ducha de agua caliente y masajeándote el pecho para extraer el exceso de leche. ¡Ojo! no estimules demasiado el pecho, sácate lo justo para aliviarte porque sino tu cuerpo generará aún más leche para la siguiente toma.

Para cuando estás ausente

Al principio de la lactancia materna el bebé demanda el pecho cada muy poco tiempo: 2-3 horas que no te deja tiempo para ir tú sola a ninguna parte (médico, peluquería, o lo que sea). Así que si te vas a ausentar, deja un poco de leche materna en el congelador para esas emergencias que pueden surgir. Sigue nuestros consejos sobre cómo almacenar la leche materna y no tendrás ningún problema para guardarla y utilizarla cuando la necesites.

Yo he tenido hasta algún viaje de fin de semana por trabajo y he continuado con la lactancia materna. Dejé reservas de leche en el congelador y me lleve el extractor de leche en mi maleta para continuar el ritmo de extracción que suele llevar el bebé, y así seguir estimulando la creación de leche.

Incluso si estás enferma o estás ingresada en el hospital, podrías continuar la lactancia si te sigues extrayendo leche. Desde luego, sería un esfuerzo titánico que sólo una madre puede llegar a hacer por su hijo. Pero las madres hacemos cosas que ni nos llegamos a imaginar por ellos.

Para cuando empiezas a trabajar

837311_SCF693_Natural_Bottle_04-L

Si quieres continuar amamantando cuando empiezas a trabajar, te conviene crear un banco de leche con el que permitir que la persona que lo cuida en tu ausencia siga alimentando al bebé. Recuerda que la Organización Mundial de la Salud recomienda seis meses de lactancia materna exclusiva y que, desgraciadamente, la baja maternal en este país es de sólo 16 semanas (menos de cuatro meses), así que hay que hacer juegos malabares para cumplir con los consejos de la OMS y hacer lo mejor para la salud de tu bebé.

Para cuando quieres finalizar la lactancia

También para cuando quieres terminar con la lactancia materna te puede ser muy útil el extractor. De nuevo, si tienes el pecho cargado con demasiada leche, te puede aliviar un poco. No debes utilizarlo demasiado para que la producción de leche vaya bajando poco a poco. En el momento del destete pueden ocasionarse mastitis o pueden quedar conductos bloqueados, y en esos casos, el extractor de leche puede ayudarte prevenir esos problemas.

En Mi Mundo Philips | ¿Sabes que un ejercicio de relajación puede aumentar tu flujo de leche?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.