El manual de supervivencia del padre primerizo

, 12 de febrero de 2015

baby-376531_1280

Como padre o madre primerizo estás a punto de enfrentarte a uno de los mayores desafíos de la vida, y además sin haberte preparado en la universidad ni nada. Ser padre parece mucho más complicado de lo que es realmente, y desde luego no tiene porqué ser tan caótico. En la mayoría de los casos con paciencia, haciendo caso de tu instinto y con un poco de sentido común puedes seguir adelante sin problemas.

Lo que ocurre cuando vas a ser padre es que no sabes ni lo que necesitas ni lo que no, cada persona te aconseja de distinta manera y sólo sabes que va a nacer un ser completamente indefenso, que sólo sabe llorar para comunicarse y que tú eres el máximo responsable de que ese pequeñín esté bien. No te preocupes, que seguro que lo harás bien. Para empezar, durante el embarazo hay que ir preparando el nido, e informándote un poco de los cuidados que necesita un bebé.

Cosas que hay que tener en casa

Vete preparando su habitación, y entre los imprescindibles que necesitarás está su cuna, la silla de paseo y la silla para el coche. También te puede venir bien un cambiador y una hamaquita para acunarle. No compres en exceso, déjate aconsejar por los amigos que han sido padres hace poco sobre lo que necesitas y sobre lo que no, porque te puede servir mucho su experiencia previa e incluso te pueden prestar alguna cosa que te será de utilidad.

baby-617411_1280

Y además necesitarás…

Además tendrás que comprarle ropa: bodies, camisetas, pantalones, vestidos, calcetines, jerséis, etc. y un buen cargamento de pañales y toallitas húmedas. Estas se convertirán en tu mejor aliado. Acepta encantado los regalos, porque así podrás ahorrar algo de dinero (un bebé supone muchos más gastos de lo que pensamos). Organiza bien su armario para que haya ropa de distintas edades y ten en cuenta que crecen muy rápido durante los primeros meses de vida. Puede pasarte que compres ropa que se le queda pequeña y que ni siquiera has tenido tiempo de estrenar.

Cuidados del bebé

Los principales cuidados un bebé recién nacido sano son la alimentación, el sueño, el cambio de pañal, y el momento del baño. Tienes que estar preparado para esos cuatro momentos y tener lo que necesitas fácilmente accesible. Por ejemplo, ten las toallitas y la ropa de recambio al alcance de tu mano en el cambiador, o ten preparada la toalla para secarle al bebé junto a ti en la bañera. Ten en cuenta que manejar un bebé pequeño suele ocuparte las dos manos y no puedes dejarle sin vigilancia en ningún momento, así que prepara tus movimientos antes de coger al bebé. Al principio tendréis que hacer muchas cosas los dos padres juntos.

baby-20674_1280

En cuanto a la alimentación, lo más aconsejable es la lactancia materna, que tiene numerosos beneficios para el bebé, pero si no puedes o no quieres, la leche de fórmula especial para bebés menores de seis meses es otra opción. En cualquiera de los dos casos, asegúrate de mantener una correcta higiene y esterilización de los utensilios.

Al principio el pediatra revisará al recién nacido frecuentemente para detectar posibles problemas de salud y ver que el pequeño se está alimentando correctamente. Acude a las revisiones y lleva el calendario de vacunación al día. Anota todo lo que te cuente el pediatra y no tengas reparo en preguntar o consultar lo que necesites.

¿Qué llevar cuando sales de paseo?

nature-452477_1280

El bolso de paseo te acompañará a todas partes. Tenlo siempre preparada con ropa de recambio para el bebé, agua para ti (sobre todo si estás amamantando al bebé), toallitas húmedas, pañales, algún juguete, una toquilla para arroparle por si hace frío, alguna toalla pequeña (yo las utilizaba para proteger mi ropa de posibles manchas de vómitos o cacas líquidas tras las tomas), chupetes, biberones, discos absorbentes desechables para tu pecho, y lo que veas que te viene bien. Revisa cada día el bolso y repón lo que haga falta. Quedarse sin un pañal o sin ropa de recambio fuera de casa puede ser una emergencia complicada de salvar.

Por último, recuerda que…

  •  Es muy pronto para que el bebé establezca hábitos, así que adáptate a sus horas de sueños y a sus rutinas y ya irás estableciendo unos horarios poco a poco. Sé flexible.
  • Todo el mundo te querrá dar consejos pero el que tiene la última palabra eres tú.
  • Tu vida y tu casa puede ser un poco caótica cuando llega el bebé pero ten en cuenta que es una cosa temporal.
  • Acepta y pide ayuda de tu familia y amigos, sobre todo si se van a ocupar de la casa y de la comida, porque tu prioridad debe ser cuidar del bebé.

Fotos | Pixabay1, Pixabay2, Pixabay3, Pixabay4

En Mi Mundo Philips | Cuidados tras el parto: la madre también tiene que recuperarse

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.