El primer viaje en avión del bebé: cómo superar la prueba con éxito

, 17 de julio de 2015

baby-821625_1280

Estamos deseando que lleguen por fin las vacaciones y ese ilusionante viaje que hemos preparado. Pero, si viajas por primera vez con tu hijo lactante, estarás aún más nervioso. No podrás evitar preguntarte cómo el pequeñín superará su primer viaje en avión. Para que la experiencia sea grata para todos, hay unas cuantas recomendaciones que debes conocer para viajar en avión con un bebé:

  • Espera a que pasen las dos o tres primeras semanas de vida para viajar en avión, hasta entonces no es seguro para un bebé recién nacido.
  • Ajusta la toma para dar pecho o biberón cuando el avión esté despegando o aterrizando. Si no, siempre puedes tener un chupete a mano o, aunque sea, tu dedo meñique. La cosa es que succione todo el rato para evitar que le duelan los oídos por el taponamiento.
  • Tendrás que llevar al bebé en brazos, ya que no paga billete. Así que, si el viaje es muy largo, quizás deberías comprar un billete para él y así poderlo llevar en un capazo (las compañías aéreas también pueden facilitar cunas de viaje). Túrnate con algún acompañante (si no vas sola) para llevar al bebé, de modo que se haga más llevadero.
  • Lleva abundante agua para ti si estás amamantando al bebé. Recuerda que entre dar el pecho y lo seco que es el ambiente en la cabina del avión, tendrás mucha sed.
  • No olvides llevar en la bolsa del bebé suficientes toallitas húmedas, pañales, la comida que pueda necesitar, su tarjeta sanitaria y localizar los pediatras más próximos a tu lugar de destino.
  • En el control de seguridad del aeropuerto, tendrás que sacar al bebé del capazo y pasar el carrito por el escaner de rayos X, así que te faltarán manos. Si viajas sola, probablemente tengas que pedir la ayuda del guardia de seguridad o de otro viajero para que te sujete el bebé mientras tu desmontas o pliegas el carrito.

En definitiva, que viajar con un bebé no es fácil, pero piensa en que las vacaciones merecen la pena, y procura siempre pensar en el niño y en que el viaje sea lo más cómodo posible para él. Quizás a ti no te importen las escalas en los aeropuertos, pero ahora sois uno más en la familia.

Foto | Pixabay

En Mi Mundo Philips | 17 grandes lecciones que nos enseñan los niños a diario

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.