¿Embarazada en Navidad?: consejos para disfrutar de un momento único

, 23 de diciembre de 2019

embarazada navidad

Las Navidades son un momento muy especial, y si estás embarazada, más aún. Además, probablemente las recuerdes para siempre. Pero no todo es un camino de rosas en las Navidades: las compras navideñas, las comilonas, las noches de fiesta, pueden hacerse muy duras cuando te queda poco para dar a luz. Estas recomendaciones y consejos te ayudarán a disfrutar de las Navidades.

Las comidas demasiado abundantes de la Navidad

Aunque tu suegra se empeñe en que tienes que comer por dos, no es cierto, basta que añadas un poco más al plato, porque las necesidades calóricas extra de una embarazada rondan las 250 o 300 calorías extras al día.

Aprovecha de estos días con la familia para mostrarles cómo va creciendo tu bebé en la tripa con la app Embarazo +, así podrás hacer un seguimiento de todo el embarazo semana por semana. Una aplicación llena de consejos útiles y que está disponible tanto en Apple como en Google Play.

Las digestiones durante el embarazo suelen ser muy pesadas, y es habitual sentir ardor de estómago y otras molestias. Para evitarlo, lo mejor es que hagas pocas comidas y más abundantes. Los banquetes pantagruélicos de la Navidad te sentarán peor que nunca, así que intenta dejar de comer en exceso. El truco: beber más agua y hablar más con la familia en lugar de picotear de todo.

embarazada navidad

Además, trata de elegir los platos más sanos frente a los más pesados y grasientos. Luego te sentirás mucho mejor. Llevar una dieta sana durante el embarazo es fundamental, y ni siquiera lo puedes olvidar durante las Navidades.

Más cosas a evitar: los dulces, turrones y polvorones. La diabetes en el embarazo puede ocasionarte muchos problemas. Si te apetecen mucho los postres y dulces navideños, toma uno, pero no abuses.

También debes evitar tomar alcohol, ni siquiera una mínima cantidad, aunque estos días todo se celebra con abundante cava, vinos y licores. Puedes brindar con champagne para celebrar el nuevo año sin beber la copa. Pero no consumas alcohol porque es muy dañino para el feto, ya que todo el alcohol que tomas pasa en la misma concentración al pequeño.

Looks de fiesta para embarazadas

Ya habrás descubierto que vestirse con estilo estando embarazada puede resultar complicado a veces. Te ves demasiado grande y parece que nada te sienta bien, aunque realmente estés preciosa. Ahora imagínate con lentejuelas, flecos, brillos y todas los looks típicos de fiestas en versión premamá.

embarazada navidad

No hace falta complicarse la vida para vestir de fiesta en el embarazo: un jersey mono (por ejemplo, con estampado o decorado con pedrería) con unos leggings, un vestido negro con complementos o accesorios de fiesta, o un blazer sobre cualquier look premamá pueden ser suficientes para estar guapísima. Añade siempre un calzado plano y que sea realmente cómodo, porque los tacones con el peso extra se llevan mucho peor. Deja los taconazos de fiesta para las próximas navidades.

Eso sí, prepárate para que todos los regalos navideños sean más para tu bebé que para ti. Aunque agradecerás que te ayuden con todo lo que necesitas para estar bien equipada ante de la llegada del bebé. Si alguien no sabe qué regalarte, no lo dudes, opta por un regalo práctico como los sets de regalo con biberones Philips a los que vas a sacar mucho partido.

Compras y fiestas propias de la Navidad

Las Navidades pueden ser unas fiestas realmente agotadoras. Si estás embarazada necesitas descansar, y no hace falta que añadas estrés con las compras y compromisos navideños. Adelanta todas las compras de regalos y hazlas por internet. Nada de esperar colas y buscar por todas las tiendas en busca del regalo perfecto.

En cuanto a las comidas, cenas y fiestas de celebración típicas de la Navidad, por supuesto que puedes ir a todas las que te apetezca, pero si no quieres ir, y no te encuentras bien, no tengas ninguna obligación. Achacar tu ausencia a las molestias típicas del embarazo es una excusa perfectamente comprensible para los compromisos más agotadores.

Las embarazadas necesitan descanso, y probablemente tu cuerpo te pida dormir y dormir. Así que las noches que se alargan hasta el infinito en Navidad y Nochevieja tu cuerpo te pedirá más estar en la camita que de fiesta hasta las tantas. Haz caso a tu cuerpo.

Seguro que estas fiestas de Navidad estando embarazada son diferentes de todas las anteriores y serán realmente especiales aunque no haya tanta fiesta, comida o bebida por en medio. Además, las vivirás con la ilusión de saber que el próximo año las vivirás acompañada de tu bebé.

Fotos | iStock petrunjela, LightFieldStudios, soleg

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.