¿Embarazada este verano? Todo lo que debes saber para tu bienestar y seguridad

, 11 de julio de 2019

embarazo en verano

El embarazo es una de las experiencias más gratificantes y emocionantes en la vida de una mujer, especialmente si los nueve meses transcurren de forma tranquila y sin complicaciones. Pero, ¿qué sucede si estás embarazada este verano? 

Las altas temperaturas, algunos trastornos que se acentúan durante estos meses y los inconvenientes más habituales de esta etapa de la vida pueden minimizarse si tienes en cuenta nuestros consejos para disfrutar de un embarazo más placentero, seguro y llevadero.

embarazo en verano

Hidratación imprescindible

Si beber abundante agua durante el embarazo es fundamental para tu bienestar y el de tu bebé, durante los meses más calurosos del año se convierte en un factor imprescindible, para evitar la deshidratación.

Toma por lo menos dos litros de agua al día, conseguirás evitar el estreñimiento, las infecciones de orina y la retención de líquidos, trastornos muy habituales durante el embarazo.

Bebe también zumos de frutas naturales y leche, que te aportarán beneficios sustanciales para vuestra salud.

Evita beber demasiados líquidos antes de ir a dormir, especialmente si estás en una fase adelantada de tu embarazo, porque te despertarás para tener que ir al baño a media noche.

embarazo en verano

Prevenir la retención de líquidos

La retención de líquidos durante el embarazo es una dolencia muy común especialmente si estás embarazada este verano. 

Las piernas y tobillos hinchados se producen por la presión que el útero ejerce sobre el sistema nervioso y la progesterona, que se multiplica con el efecto del calor.

Para conseguir que se deshinchen prueba a estirar las piernas en alto, sobre algún cojín y practica un masaje en sentido ascendente, desde los pies hacia los tobillos y piernas.

Evita cruzar las piernas si tienes que estar sentada mucho tiempo, relájalas con agua fría y pasea descalza para favorecer la circulación.

Aunque es habitual sufrir retención de líquidos durante el embarazo y en los meses de verano, si percibes que la hinchazón se extiende en la cara, los brazos y las manos es preferible que lo consultes con tu médico para descartar que estés desarrollando preeclampsia.

Bajadas de tensión

Si estás embarazada este verano, ya sabrás qué son las bajadas de tensión y los mareos que se producen especialmente durante los primeros meses. En los meses más calurosos del año, estas bajadas de tensión pueden acrecentarse.

Para prevenirlas deberías evitar los espacios excesivamente calurosos y los baños de agua caliente. Procura levantarte despacio de la cama o cuando estés sentada y bebe algún zumo o agua azucarada cuando notes que estás mareada.

embarazo en verano

Piel perfectamente hidratada y protegida del sol

Durante el embarazo es muy habitual que salgan manchas en la piel ya que los estrógenos estimulan la producción de melanina, por lo que si estás embarazada este verano debes aplicarte una buena protección solar alta, tanto si vas por la calle como si estás de vacaciones en la playa y la montaña.

Ten en cuenta que el impacto solar produce que estas manchas se fijen en la piel y será más difícil que se difuminen tras el parto, por lo que además de utilizar la protección, puedes llevar un sombrero o una gorra en las horas en las que la incidencia del sol sea mayor.

Además, para evitar la sequedad y sensibilidad de la piel tendrás que hidratarla frecuentemente con cremas específicas con aceite de rosa mosqueta, por ejemplo, utilizar jabones de ducha y desodorantes neutros y preferiblemente vestir ropa de algodón o lino, para evitar las irritaciones que produce el sudor en prendas sintéticas.

embarazo en verano

Pérdida de apetito

También resulta frecuente perder el apetito si estás embarazada durante los meses de verano, como consecuencia especialmente del exceso del calor.

Procura comer cinco veces al día, platos ligeros y refrescantes como gazpacho, vichyssoise, ensaladas, frutas y verduras, muy fáciles de digerir, frescos y cargados de vitaminas.

Puedes descargarte la aplicación Embarazo +, con la que conseguirás llevar a cabo el mejor seguimiento de tu embarazo, obtener la información más valiosa, consejos y trucos para disfrutar de esta etapa única, con el mayor bienestar y seguridad.

embarazo en verano

Viajes más cómodos ¡y seguros!

En verano es habitual viajar con más asiduidad. Ya sea en coche, tren o avión, es importante que tomes las precauciones necesarias para que te sientas cómoda y siempre segura, utilizando el cinturón de seguridad, tal y como estipula la ley, de modo que tanto tú como tu bebé estaréis perfectamente protegidos.

Si tienes que estar mucho rato sentada en un tren o avión procura mover las piernas, levantarte y caminar con cuidado por el pasillo y, si viajas en coche, hacer algunas paradas para estirar las piernas y activar la circulación.

embarazo en verano

Aprovecha el buen tiempo para hacer ejercicio

Nada mejor que un poco de ejercicio, cuando hace buen tiempo, para disfrutar de un embarazo más sano y para prepararte para la recuperación postparto.

Si tienes cierta práctica con el yoga, por ejemplo, aprovecha las últimas horas del día para hacer unos ejercicios en la playa, camina por la orilla y nada en la piscina o en el mar. 

Evitarás coger sobrepeso, la diabetes gestacional o posibles dolores de espalda, frecuentes durante los meses del embarazo.

¡Felices vacaciones!

Créditos imágenes: iStock/gdinMika | iStock/g-stockstudio | iStock/yacobchuk| iStock/_chupacabra_ | iStock/nd3000| iStock/Martinan | iStock/kapulya
En Mi Mundo Philips| Seis artículos que pueden hacer tu embarazo mucho más fácil y cómodo

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.