Embarazos gemelares de famosas ¿un boom de la fecundación artificial?

No hay comentarios , 13 de Marzo de 2017

Cada vez tenemos los hijos más tarde. Retrasamos el tener hijos a cuando nuestra carrera profesional está asentada, a cuando nos podemos independizar, a cuando hayamos encontrado la pareja ideal, a cuando hayamos hecho esos viajes alrededor del mundo que tanto nos apetecían, pero también a ese momento en el que la fertilidad empieza a decaer. Por eso cada vez más mujeres se someten a tratamientos de fertilidad, y por eso hay tantos casos de embarazos gemelares. Y los últimos anuncios de embarazos de famosas añosas podrían también serlo: Beyoncé (35 años) o Amal Clooney (39 años) esperan maternidad por partida doble.

Embarazos gemelares en mujeres mayores de 35

Muchos de estos embarazos gemelares son fruto de la casualidad, pero también muchas veces suele tratarse de embarazos con reproducción asistida. Si retrasamos la maternidad hasta los 35 años, la fecundidad empieza a caer en picado, y es en esos momentos cuando muchas mujeres tienen que recurrir a la fecundación in vitro y a otro tipo de tratamientos para lograr ese embarazo tan deseado. Pero ese tipo de métodos suele suponer mayor probabilidad de embarazo múltiple.

A nivel nacional tenemos los casos de Samanta Villar (madre a los 41 años), Ana Rosa Quintana (que dió a luz a gemelos con 48 años), y la presentadora Raquel Sánchez Silva (madre a los 42 años), y fuera de nuestras fronteras hemos visto como Celine Dion o Marcia Cross eran madres de mellizos a los 42 años, o Mariah Carey recibía a sus bebés con 41 años.

Embarazos con mayor riesgo

A partir de los 35 años, las embarazadas se califican de “añosas. Se trata de un embarazo con más riesgo que uno de una mujer más joven, y si además le unimos el hecho de tratarse de un embarazo gemelar, los riesgos se elevan exponencialmente.

Los bebés de embarazos gemelares suelen tener menos peso al nacer y además hay más riesgo de parto prematuro. Son embarazos que suelen conllevar más probablemente periodos de reposo, cesáreas programadas o medicación para atrasar el momento del parto. Además, tenemos los riesgos típicos de las madres mayores de 40 años, que suponen muchos más problemas durante el embarazo para la madre (más riesgo de diabetes gestacional, placenta previa, eclampsia, hipertensión, etc).

Cómo evitar los riesgos de un embarazo gemelar

Como medidas preventivas los médicos recomiendan poner mucho cuidado en la alimentación para no coger demasiado peso y para evitar la diabetes. Toca pasarse a la alimentación sana, incluir frutas, verduras, legumbres, y pescado y carne fresca para asegurarnos una correcta variedad de vitaminas y nutrientes, evitando los fritos y los azúcares añadidos. Tendrás un mejor embarazo y un mejor parto.

También es importante realizar algo de deporte suave siempre que lo permita el ginecólogo, como yoga o pilates especial para embarazadas y los tan recomendables ejercicios de suelo pélvico. Son importantes las revisiones periódicas con el médico, sin saltarse ninguna, y comentar con nuestra matrona o ginecóloga todo tipo de problemas que se planteen. Por ejemplo, los dolores de cabeza pueden tratarse de hipertensión. Los controles médicos serán más frecuentes para aumentar la prevención de cara a posibles complicaciones durante el embarazo.

Las circunstancias hacen que tengamos los niños más tarde, pero el reloj biológico no perdona y es algo que deberíamos tener en cuenta. Aunque si la maternidad es así de deseada y planeada, ¡bienvenida sea a la edad que sea!

Foto | BAZAAR, Instagram @beyoncé, Unsplash @jgalafa

En Mi Mundo Philips | Estoy embarazada y nadie me entiende ¿por qué?

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.