Energía para morder: receta de barritas de cereales y café

, 22 de noviembre de 2017

Las posibilidades del café, afortunadamente para los que nos encanta degustarlo, son prácticamente infinitas. Aquí os hemos contado cómo hacer con él bizcochos, cupcakes de Halloween, tartas… Y hoy os explicamos cómo preparar barritas de cereales y café. Un 2×1 de energía, ¿te apuntas?

Antes de nada, conviene aclarar que estas barritas en ningún caso son un sustitutivo de la comida, sino que, más bien, son un snack o un postre rico en fibra (gracias a los frutos secos que le vamos a añadir) apto para llevar a la oficina, al gimnasio o al paseo por el parque.

Pon la cafetera a punto

Para preparar esta receta no necesitaremos horno y nos bastarán unos minutos, pero sí tenemos que tener a punto nuestra cafetera y preparar un par de tazas de ese espresso que nos hace despertar por las mañanas.

Mientras decides qué mezcla de granos de café quieres probar hoy, puedes ir preparando en un bol los ingredientes de tus barritas. Necesitarás, en primer lugar, un buen puñado de cereales variados. Lo ideal es incluir avena y almendras, pero aquí entra a jugar tu creatividad culinaria: si te apetece, también puedes añadir pasas, nueces, semillas de chía o incluso arándanos.

Los cereales, para que el resultado de la barrita sea más uniforme, deben estar molidos. Puedes, para agilizar el proceso, ayudarte de tu picadora de alimentos: en un momento los tendrás listos.

Cereales al gusto y un toque dulce

Cuando los tengas triturados, añádeles miel (será el ingrediente que nos permita ligar los cereales y convertirlos en una masa uniforme) y las dos tazas de café calentito que acaban de salir de tu cafetera. Paréntesis para los más golosos: puedes, en este punto del proceso, añadir una pizca de chocolate para que el sabor de tus barritas sea más dulce.

Mezcla bien toda la pasta en el bol, añade miel o avena —según tus preferencias— si crees que el mix debe espesar un poco más y, cuando esté listo, viértelo en un recipiente de cristal de fondo plano.

Presiona ligeramente la mezcla para que el resultado sea más consistente y déjala enfriar en la nevera hasta que esté bien dura. Cuando veas que está lista, desmóldala (te quedará como un bloque grande) y córtala en rectángulos del mismo tamaño.

Ya tienes preparadas tus barritas energéticas con sabor a café… perfectas para acompañar cualquier desayuno o merienda.

Imágenes | Instagram @foodidee, Unsplash – Taylor Kiser

En Mi Mundo Philips | Granulado, espuma, cuerpo y crema: cuatro formas de personalizar el café en una sola máquina

En Mi Mundo Philips | ¿A qué sabe el café más caro del mundo?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.