Entrevista a Rosa Iglesias, “mi bebé forma parte del negocio”

, 22 de febrero de 2013

El mundo de internet da excelente oportunidades para las personas con espíritu emprendedor y para compatibilizar la crianza de un hijo con un negocio online, que tú puedes gestionar desde casa. Así le sucedió a Rosa Iglesias, cofundadora junto con María Montero de No llores patito, tienda on-line de canastillas de nacimiento, complementos para mamás y ropa para bebés que ellas mismas diseñan y producen. Rosa conocía bien las posibilidades de internet, ya que creó en 2008 el blog de moda y estilo El Estilario, que le permitió dar a conocer su trabajo como asesora de imagen y personal shopper y profesora de estas materias (y de diseño gráfico) en la Universidad CEADE Leonardo de Sevilla.

¿Cómo viviste tu embarazo?

Me quedé embarazada en mayo de 2011. Tuve un embarazo muy bueno, sin ningún tipo de molestia. Cuidé mucho la alimentación, respetando las cinco comidas diarias y sin grasas, bollería o cafeína, por ejemplo. Mucha fruta y verdura y también mucho ejercicio. Dos veces a la semana acudí a clases de matronatación (y hasta unos días antes de dar a luz) y caminaba de manera regular al menos una hora. En otro plano, en el emocional, es una época muy bonita. Son sensaciones nuevas, como si de repente no existiera nadie más en el mundo que tu barriguita y tú.

¿Qué ha representado en tu vida la maternidad?

Mentiría si no dijera que ha supuesto un cambio enorme. Tengo un carácter muy independiente (además, he trabajado siempre como freelance) y de repente hay una personita que depende de ti para todo. Sin embargo, me he adaptado bien. Eso sí, ahora soy más responsable, menos egoísta.

Ser madre cambia el orden de prioridades en tu vida.

¿Ser madre era lo que pensabas o te ha sorprendido la nueva experiencia?

Es lo que pensaba. Se trata de un reto, un nuevo nivel de exigencia, un examen diario. Cada día (para una primeriza como yo) es un descubrimiento, una sorpresa. Luego hay otras cosas que te comentan pero que no las comprendes hasta que las vives, como el grado de felicidad inigualable que es capaz de hacerte sentir tu bebé con cualquier cosa que haga. Eso sí que no deja de sorprenderme cada día.

¿Cómo te cuidaste durante el embarazo y después del parto? Siendo una experta en estilo, ¿qué tipo de ropa lucias? Hay mujeres que se sienten más guapas que nunca durante el embarazo y otras que no ¿cómo te veías tú?

Durante el embarazo, cuidé mi alimentación e hice ejercicio (también los de Kegel, muy recomendables para el parto). Además, tenía rutinas diarias en las que me aplicaba crema antiestrías en la barriga, pecho y muslos. Mucha hidratante en el resto del cuerpo, incidiendo en los pies. Beber mucha agua, que es la mejor hidratante. En cuanto a la ropa, invertí en básicos como los leggings de embarazada, vestidos de algodón o los pitillos que combinaba con complementos y zapatos bonitos (tuve suerte, los pies no fueron un problema y pude usar tacones hasta dar a luz). Evité los vestidos de corte imperio o los blusones demasiado amplios que ópticamente me hacían sentir grande. Lucir la curva de la barriga es bastante más favorecedor. Yo me sentía muy bien.

Rosa Iglesias, en una campaña para Aristocrazy, embarazada de 8 meses

En cuanto al postparto, continué con las cremas antiestrías además de las reafirmantes de pecho y barriga. Utilicé faja postparto (fue un parto natural), que aunque no todo el mundo está de acuerdo, a mí me funcionó. Al mes de dar a luz, retomé mis clases de natación.

¿Diste lactancia materna a tu hijo?¿Cómo fue la experiencia?¿Cómo te apañabas cuando te reincorporaste de la baja maternal?

La lactancia materna no fue una buena experiencia en mi caso. El bebé rechazó el pecho. Lo intenté durante cuatro días, hasta que el niño comenzó a deshidratarse y yo desarrollé una mastitis, por lo que tampoco pude extraer mi leche para dársela en biberón. Me hubiera gustado, pero no fue posible.

La baja maternal, en el caso de un autónomo es bastante peculiar.

Mi bebé trabaja conmigo, y cuando yo tengo que salir, tengo una persona de confianza que se queda con él en casa.

¿Cuándo creaste No llores patito?

No llores Patito nació en febrero de 2011, y se convirtió en realidad en octubre de ese mismo año.

¿Cómo surgió la idea? ¿Tenías en mente crear la empresa antes de tener a tu hijo o viste que había un hueco para ese negocio a partir de su nacimiento?

La idea surgió por parte de mi socia María. Llegamos a la conclusión de que había un nicho de mercado aún sin explotar: ropa para bebés, de calidad, sin ser muy modernos pero tampoco cayendo en la clásico, y a un precio medio. La idea surgió antes de quedarme embarazada, aunque el hecho de tener un bebé nos ha ayudado a conocer mucho mejor el entorno en el que nos movemos.

Canastilla de No llores patito

Ya sé que a estas alturas es un tópico hablar de la crisis pero ¿cómo se vive con espíritu emprendedor en estos momentos de incertidumbre que vivimos?

Es complicado. Mantenemos la fe en nuestro trabajo y en nuestro producto, pero el esfuerzo que se exige es mucho mayor. Sin embargo, tenemos pasión en lo que hacemos. Y ése es el impulso que nos mueve cada día.

¿Cómo compatibilizas el negocio con la crianza de tu hijo?

Tengo suerte. El niño es muy bueno, y desde pequeño se ha acostumbrado a venir conmigo a reuniones, al taller, a visitar proveedores… ya es una parte del negocio,

Mi hijo Eduardo, de 13 meses, es nuestro modelo de pruebas. Es mi inspiración.

Hay una sección especial de babyshowers, esas fiestas que celebran durante el embarazo para celebrar la llegada del nuevo niño ¿Qué consejos nos darías para organizar una babyshower memorable?

Canastilla de No llores patito

El primero es que hay que pensar en la futura mamá, no tanto en nuestros gustos personales. Es una fiesta para ella, un momento muy especial y emotivo, el último además, que pasará a solas con sus amigas antes del parto. Recomendaría que generasen un ambiente relajado, cuidado, bonito. Suele ser una merienda, por lo que habría que elegir un catering adecuado al momento. Hay que crear un entorno agradable para que la futura mamá lo guarde de recuerdo. Así, los regalos que se elijan para ella han de acompañar este sentimiento. En No llores patito tenemos una sección especial babyshower con regalos para la mamá y el bebé. Cajas que se pueden montar a medida, al gusto de las amigas, para hacer un regalo útil para la madre y el niño pero muy bonito y cuidado.

¿Cómo fue el bautizo de tu hijo? ¿Qué detalles especiales recomiendas para que el bautizo sea un día especial para tu hijo y para toda la familia?

El bautizo fue en una pueblo en la costa de Cádiz, en el restaurante de un amigo. Se trata de una antigua casa patio, con higueras, preciosa, que nuestro amigo cerró para nosotros esa tarde. Nosotros lo decoramos, con jarrones transparentes llenos de arena de la playa y velas. Y las minutas, colgadas con pinzas de la ropa, de madera. Teníamos también un espacio dedicado a los niños, con golosinas y dulces, globos, juguetes… Después los mayores disfrutaron hasta bien entrada la madrugada…
Un bautizo es una celebración familiar, por lo que recomendaría organizarlo con naturalidad. Es un día estresante para el bebé, así que cuánto más cómodo sea el sitio en que se realice, mucho mejor. Propiciar un ambiente tranquilo, sin prisas, para que todos puedan tener un buen recuerdo del día. Por otro lado, si la mamá va a tener que hacerse cargo de todo, quizás sea una buena ocasión para delegar en organizadores de fiestas (como El Sofá Amarillo). Hacen un trabajo impresionante, te descargan de todo tipo de agobio, y tienes la fiesta que habías soñado. Ellos se encargan de todo. No es el momento de echarse más responsabilidades de las que se acaban de adquirir.

¿Gestionas el negocio de manera online o tenéis oficina física?

El negocio es totalmente on-line. Tenemos dos puntos logísticos (uno en Vigo y otro en Sevilla), además de nuestro taller de confección. A partir de esta temporada comenzamos nuestro salto a la distribución en puntos de venta multimarca.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de trabajar desde casa en tu propio negocio online? ¿Qué has aprendido desde que creaste No llores patito? ¿Cuáles han sido las mayores dificultades a las que te has enfrentado?

Las ventajas, sobre todo, con un bebé, están en poder trabajar y atender al niño. Los horarios son más elásticos y permiten una mayor eficiencia, ya que no se pierde tiempo en desplazamientos, por ejemplo. Las desventajas están a la hora de recibir proveedores o que el tiempo de trabajo invade los fines de semana o cualquier otro momento de descanso. Las dificultades casi siempre son de tipo burocrático o técnico. Son muchos puntos a tener en cuenta: la implementación de la web con su TPV supuso un gran esfuerzo, también la protección de datos, el registro de la marca, compra de producto, la logística… Y con todo, vale la pena.

Nos quedamos con estas palabras de Rosa, aunque emprender con un bebé pequeño es duro, merece la pena.

Mi mundo Philips | Vuelta al trabajo tras la baja de maternidad: cómo crear un banco de leche

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.