¿Eres un desastre afeitándote?: sigue estos consejos

, 4 de marzo de 2013

Seguro que estás completamente de acuerdo conmigo en que en los temas del cuidado personal, cuando sabemos hacer bien las cosas, con sus trucos, consejos y recomendaciones, estas se hacen mejor y eso se nota en el resultado.

Con el afeitado pasa exactamente eso. Necesitamos tenerlo todo controlado para que no se convierta en esa tarea que nos da muchísima pereza y hacemos porque no tenemos otro remedio. ¿Eres un desastre afeitándote?: Sigue estos consejos y conviértete en el genio del afeitado. 

¿Por qué debería llevar un afeitado total?

Es cierto que en estos tiempos en los que la barba ha adquirido un notable protagonismo hemos dejado (yo el primero) el afeitado total de lado. Pero hay que tener en cuenta que cada cierto tiempo hay que cuidar un poco la piel dejar a la piel que respire un poco y con eso llega el momento de “tenemos que afeitarnos”.

Además hay muchas otras personas que en su trabajo le exigen estar completamente afeitados y aluden al tema de que socialmente tiene más presencia y seriedad una cara afeitada que otra con barba (esto último es un tópico caduco con el que debemos combatir).

Pero también podemos hacerlo simplemente no por obligación o por que nuestra piel lo necesite, hagámoslo por nosotros mismo porque de repente nos levantamos un día con pocas ganas de todo y un cambio de look llamativo puede subirnos el ánimo hasta límites insospechados. Venga ¿Nos atrevemos? 

El afeitado perfecto paso a paso

Paso número 1: Esto es como una cita, escoge día y hora. El momento va a ser muy importante, yo cuando empecé a afeitarme lo hacía justo antes de la ducha, y de lo mal que lo pasaba podréis comprender ahora mi devoción plena a la barba.

Es muy importante hacerlo después de la ducha ¿Por qué? porque para evitar la irritación y ese sufrimiento nuestros poros tienen que estar abiertos y nuestra piel muy húmeda. Si lo vamos a hacer en cualquier otro momento del día es conveniente, entonces, que con una toalla caliente nos demos un pequeño masaje por el rostro para humedecerlo.

Paso número 2: Grandes herramientas para conseguir el éxito, los preliminares. Yo cuando era pequeño me hacía mucha gracia cuando se afeitaba mi padre que usara una de las típicas brochas de pelo y tengo que confesar que yo después no le he dado mucho uso. Pues veréis, son muy importantes para conseguir esa humedad y son pieza clave en el éxito que estamos buscando.

No dejan de ser graciosas porque saber que algunas están hechas con pelo de tejón o jabalí… Eso sí cuidado con aquellas sintéticas porque si queremos que conserven el agua por aquello de abrir los poros, no hay que ser muy listo para darse cuenta de que el plástico no sirve para nada.

Aplicamos el gel o la espuma y debemos dejar un par de minutos para que actúe correctamente. Olvídate de los tirones y de esa sensación áspera porque si me has hecho caso hasta ahora todo va a fluir de la manera más cómoda.

Ahora cogemos nuestra Sensotouch 3D, una de las opciones perfectas de Philips con la que tener una cita agradable y tranquila, una “velada” realmente satisfactoria. Pero llega el momento de actuar, de dar el paso y lanzarnos.

Paso número 3: El punto álgido de la cita. Ya estamos en ese “cara a cara”, el trato es de tú a tú y vas a notar que con la que te hemos recomendado la tarea es bien fácil. En general una afeitadora nos hace la vida muy fácil y nosotros vamos a tener que mimarla en los preliminares y en el relajado después para que funcione a las mil maravillas. Para este momento ejerceremos presión sobre el rostros con la maquinilla y iremos recorriéndolo en forma de círculo. No te preocupes por la irritación, es muy suave y lo vas a notar desde el principio. Además al ser tres cabezales con movimiento propio, en esta forma que os he propuesto de afeitar en círculo para conseguir el mejor resultado va a ser la propia maquinilla la que se vaya adaptando a nosotros. ¡Y eso nos gusta, eh! 

Paso número 4: Toda cita tiene un final. Qué pena, pero es así, cuando mejor iba la cosa es cuando estamos llegando al final, pero nos miramos al espejo y descubrimos que hemos sido unos auténticos cracks del acto. Nos vemos completamente afeitados, un aspecto diferente, pero no termina aquí. No olvides limpiar muy bien tu cara con agua bastante fría. Si al principio queríamos abrir los poros, ahora queremos cerrarlo. Esto es importante porque los poros abiertos acumulan más suciedad y como consecuencia llega el acné.

Por último secamos bien la cara con pequeños golpes con la toalla, aplicamos nuestro after shave y ya sí que estamos listo.

Posdata para hombres despistados como yo: la espuma de afeitar no es un bien común que nace en los cuartos de baño, asegúrate de tener bastante para el siguiente afeitado. Limpia bien tu maquinilla y cárgala para que en uno de esos días que vayamos con prisa no nos deje a medias.

Esto son nuestros consejos ¡Cuéntanos tus trucos para el afeitado! 

En Mi Mundo Philips | La  Philips Sensotouch 3D tiene una respuesta para cada tipo de cara 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.