¿Es la música que escuchas de tu color favorito?

, 5 de junio de 2013

Un reciente estudio de la Universidad de California en Berkeley ha llegado a la conclusión de que el cerebro humano asocia a cada música que escuchamos un determinado color en función del sentimiento que nos provoca. La investigación realizada a 100 personas de USA y de México revela otros datos de interés.

Indistintamente de la procedencia de los individuos, la práctica totalidad de la muestra atribuía a las melodías alegres tonos cálidos y vivos, mientras que relacionaba las melodías tristes con tonos oscuros.

Una paleta de colores tan amplia como las emociones

Todas las personas estudiadas parecían compartir la misma paleta emocional; ahora habría que ver si la proximidad geográfica es determinante o el resultado sería el mismo con personas procedentes del otro extremo del planeta. ¿Percibirá un individuo chino una melodía como triste cuando lo es también, por ejemplo, para un francés?

De ser así, las posibilidades que ofrece el conocimiento de los sentimientos que inspira cada tema musical y del color que se prevé se va a atribuir a dicha pieza puede llevar a un refuerzo en la estimulación sensorial tanto en publicidad como en otros campos, incluso tal y como comentan en Tendencias21, nos ayudaría a comprender mejor la sinestesia.

La sinestesia, esa ‘capacidad’ que tienen algunas personas de transferir de un sentido a otro las percepciones de un determinado estímulo sensorial podría recrearse en cierta forma gracias a esta correspondencia auditiva-visual.

Pincha el que suena amarillo

El hecho de ‘ver la música’ a la vez que la escuchamos podría enriquecer la experiencia, pero para ello habría que determinar con certeza los tonos exactos a los que nuestro cerebro asocia una determinada canción.

De hecho, según afirman en el estudio:

Sorprendentemente, se puede predecir con un 95% de exactitud lo alegres o tristes que serán los colores que los individuos seleccionarán a partir del tono emocional de la música que escuchan.

Un desarrollo tecnológico en este sentido, que asocie de forma coherente y no aleatoriamente los colores con la música puede llevarnos a experiencias sensoriales más intensas. Piensa si no, en un reproductor de música que refuerce las emociones con imágenes usando los colores ‘adecuados’ en función de la música que reproduce en ese mismo instante.

Mi mundo Philips | ¿Cuál es la mejor música para hacer deporte?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.