¿Es tu ciudad un espacio cardioprotegido y saludable?

, 25 de junio de 2019

Espacio cardioprotegido

¿Sabrías decir dónde está el desfibrilador más cercano a tu casa? ¿Conoces su funcionamiento? Y lo más importante, ¿crees que podrías usarlo en caso de emergencia? Si has respondido a todo afirmativamente y no eres personal sanitario, puede que hayas recibido formación en primeros auxilios y que tu ciudad sea un espacio cardioprotegido. En ese caso, habría unas altas probabilidades de que pudieras salvarle la vida a alguien en caso de parada cardiorrespiratoria extrahospitalaria. 

Cada vez más, vivimos en países en los que la salud cardiovascular y la cardioprotección empiezan a ser una cuestión prioritaria para la población. Con esta intención nacía la Red Europea de Ciudades Saludables (RECs) hace tres décadas. Pertenecer a la RECS implica vivir en una ciudad sostenible, habitable, segura, amigable, inteligente y, además, empoderada. Pero sobre todo, implica vivir en un lugar donde la salud y las personas son lo más importante.

Ciudad cardioprotegida

El uso de desfibriladores semiautomáticos (DESA) puede salvar vidas

Dentro de esta Red se encuentran algunos municipios españoles y, entre ellos, Villanueva de la Cañada (Madrid). Entre sus acciones más destacadas figuran, por ejemplo, cursos semanales sobre primeros auxilios y, más recientemente la iniciativa promovida por la Fundación Española del Corazón y la Fundación Philips; Late Madrid.

Desde que Villanueva de la Cañada entrase a formar parte de la RECs no ha hecho otra cosa que sumar acciones en beneficio de la “prevención primaria y la promoción de la salud, además de la mejora de la esperanza de buena vida”, como destaca explica José Manuel Ávila, concejal de Salud y Bienestar Social del municipio.

Escenario de una acción con el sello “Late Madrid”, la localidad madrileña impulsa tres proyectos principales de “prevención del sobrepeso y obesidad en niños de 3 a 12 años, el programa de comedores escolares y el programa dirigido a mejorar la calidad de vida de nuestros mayores”.

Además, cuentan con “cursos de primeros auxilios o de RCP, dirigidos principalmente a jóvenes” yorientados a aumentar la probabilidad de supervivencia en casos de parada cardiorrespiratoria “y perder el miedo en esta situación”. Y es que es importante saber que si en estos casos de emergencia contamos con un DESA cercano, su uso en los tres primeros minutos después del paro aumenta hasta en un 73% las probabilidades de supervivencia.

Claves para saber usar un desfibrilador semiautomático 

En este sentido, Late Madrid incluía entre sus actividades un taller de reanimación cardiopulmonar y funcionamiento de un desfibrilador semiautomático (DESA). Hoy en Mi Mundo Philips aportamos un pequeño granito de arena y trasladamos las sencillas recomendaciones sobre su uso:

  1. Lo primero que debes hacer en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria es pedir ayuda. Llama al 112 o pide a personas cercanas que lo hagan. Pide también que localicen un DESA cercano y lo acerquen al lugar.
  2. Una vez tengamos el DESA, solo tenemos que descubrir el pecho de la víctima y colocar los parches adhesivos tal y como nos muestra el dibujo del interior. Es importante no dejar de realizar RCP mientras.
  3. En caso de que el DESA identifique la necesidad de llevar a cabo una descarga, el dispositivo avisará de ello y tendremos que pulsar una luz roja para llevarla a cabo. Es importante no tocar a la víctima en este momento.
  4. Una vez aplicada la descarga, seguiremos con las maniobras de RCP.

Bajo estas indicaciones, cualquiera de nosotros podría salvarle la vida a una persona que sufra una parada cardiorrespiratoria extrahospitalaria. En conclusión, el objetivo de todas estas iniciativas se basa en ofrecer herramientas a la población para lograr, como el propio lema de Late Madrid indica, un corazón sano para toda la vida.

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.