¿Esperas un bebé para 2013? Qué esperar cuando estás en estado de buena esperanza (I)

, 28 de diciembre de 2012

Lo primero de todo enhorabuena porque dentro de poco te convertirás en mamá, por primera, segunda o tercera vez. Y lo segundo, ¡que yo también estoy embarazada! Es muy ilusionante ¿verdad? En mi caso es el segundo embarazo, así que ya tengo cierta experiencia en todos los cambios que manifiesta el cuerpo con las hormonas y con el bebé que va poco a poco creciendo en tu regazo. Aunque cada embarazo es un mundo, esto es todo lo que puedes esperar cuando estás embarazada:

Síntomas del embarazo

1) Náuseas. Este es el malestar más típico. Hay gente que lo pasa relamente mal, y gente que ni lo nota. Lo normal es tener cierto malestar de estómago, y que desaparezcan a partir de la semana 12-15. Lo normal no significa que le suceda a todo el mundo, claro. También es curioso que le llamen náuseas matutinas, cuando suelen estar presentes casi todo el día. Lo cierto es que el estómago está más sensible, como revuelto. La manera de asentar el estómago es comiendo cada 3-4 horas, cosas como pan, que asienta el estómago. No es conveniente tener el estómago vacío.

2) Antojos. Queda muy bien en las películas, pero los antojos de las embarazadas no son tan típicos en la vida real.

3) Insomnio/sueño. Las hormonas del embarazo alteran el sueño. El primer trimestre es normal que estés echa polvo y que te duermas por las esquinas ¡tu cuerpo está fabricando un bebé completo, con sus órganos internos, sus manos, sus pies, su cerebro…! También te puede pasar que te despiertes en medio de la noche, totalmente desvelada. Caprichos de las hormonas. Parece que el cuerpo te quiere ir preparando para lo poco que vas a dormir durante los primeros meses del bebé.

Con la tripa gigante del tercer trimestre verás que además resulta complicado dormir. Boca abajo, es imposible. Boca arriba, peligroso (pones el peso del útero sobre la espalda y en la vena mayor que transporta sangre entre las piernas y el corazón, además, estar tumbada boca arriba durante un período prolongado de tiempo puede interferir en el flujo de sangre a la placenta y afectar al bebé). Así que lo ideal es dormir de costado, sobre todo, apoyada en el lado izquierdo para favorecer la circulación de la sangre. Puedes colocar una almohada entre las piernas, sobre la que colocar la tripa para dormir más cómoda. Lo que me resultó a mí es colocar dos cojines en la cama, uno a cada lado, y cuando me giraba, apoyaba la tripa encima de ellos.

4) Peso. Los médicos recomiendan vigilar el aumento de peso durante el embarazo para que no exceda de los 10-12 kilos. Cuídate. No hay que comer por dos. Come sano, variado, muchas frutas, verduras, legumbres, carne, pescado, lácteos desnatados y olvídate de los fritos y de los alimentos procesados.

5) Estrías, varices. Si te cuidas, y no cojes mucho peso, no tienen por qué aparecer. En mi primer embarazo cogi 10 kilos, y no apareció ni una sola estría nueva. Conviene aplicarse crema antiestrías o algún aceite corporal (como aceite de almnedras, o rosa de mosqueta) dos veces al día, también una vez que hayas dado a luz. Las varices es otra molestia frecuente de las embarazadas, muy propensa por el aumento del peso, porque la circulación de la sangre empeora, etc. Haz ejercicio suave como pasear, nadar, date duchas de agua fría por las piernas, y al final del día, date un masaje por las piernas con éstas en alto.

Y la parte buena

Puede parecer que el embarazo es una etapa horrorosa, pero también tiene sus partes buenas.

1) La ilusión de ver al bebé. Esto es lo mejor. Cuando ves cómo le late el corazón en la primera ecografía, cuando adivinas sus manos, su cabeza, sus piernas en cada ecografía, cuando vas comprando ropita, cuando preparas su cuarto, su cuna, es realmente emocionante.

2) Las patadas. Qué sensación sentir al bebé como se mueve, quizá al final del embarazo puede resultar molesto, pero al principio, te ayuda a conectarte con el pequeño. Las últimas semanas yo también notaba cuando el bebé tenía hipo, es una sensación extraña, pero igualmente emocionante.

3) Estás mas guapa. Dependiendo de tus hormonas (éstas son caprichosas y no afectan a todas las mujeres por igual), te dirán que estás radiante. Con la cara más joven, con la piel mejor, con una melenaza (el pelo no se cae tanto, y tiene más brillo y volumen).

4) El escote. Esta parte la disfrutamos las que normalmente tenemos una talla discreta de sujetador, porque el pecho es lo primero que aumenta en una embarazada. Aprovecha a usar escotes y a lucir esta nueva anatomía.

5) Mimos. Dedica tiempo a cuidarte, y a dejar que te cuiden. Que te cedan el asiento, que tu pareja te masajee los pies (si consigues ese chollo), que tu madre te cocine tu comida favorita. “En tu horno” se está cociendo un plato muy importante.

Todavía me quedan muchos más síntomas y sensaciones, pero son tantas cosas que contar que lo dejaré para un nuevo post. Tal y como decía al principio, cada embarazo es diferente. Incluso la misma mujer del primer al segundo embarazo puede notar cosas muy distintas. ¿Qué síntomas experimentaste tú? ¿Como llevas el embarazo?

Fotos | Md click Photography, Mahalie
Mi mundo Philips | Todo lo que necesitas antes de la llegada del bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.