¿Estás de parto? Síntomas para salir corriendo al hospital (o no)

, 12 de junio de 2015

pregnant-775028_1280

Cuando acudí a mis primeras clases de preparación para el parto era la pregunta estrella que le hacíamos a la matrona: ¿y cómo sé cuándo estoy de parto? La matrona tenía razón: lo notarás. Y es verdad. Puede que las primeras contracciones te hagan dudar: ¿serán contracciones de parto o contracciones de Braxton Hicks?

El hospital: ni demasiado pronto ni demasiado tarde

Pero cuando empiezan a ponerse fuertes, te das cuenta de que el parto ya no se va a parar. Incluso aunque no te duela demasiado, las contracciones se notan en lo dura que se pone la tripa, y en que van cogiendo un ritmo cada vez mayor y constante. Al principio, las contracciones se notan como una ligera molestia lumbar, como los dolores del período, y luego van doliendo más y más.

Las contracciones primero suceden cada diez minutos, luego cada ocho, hasta llegar a tener contracciones cada cinco minutos. ¿Y en qué momento acudo al hospital?

Todas hemos oído historias de mujeres que acudieron demasiado pronto al hospital y como estaban poco dilatadas, les hicieron volverse a su casa o irse a dar un paseo. Mucho más raros son los casos en los que la futura madre llega tan dilatada que no puede recibir la epidural porque ya no le haría efecto a tiempo, o en las que da a luz camino del hospital. Pero a veces pasa, no en el primer parto, porque las primerizas tardan mucho en dar a luz, pero si en segundos o terceros partos.

pregnant-776484_1280

Lo que yo tenía claro es que no quería tirarme horas en el hospital dilatando, prefería estar en casa y llegar cuando el parto estuviera ya por buen camino. Quería evitar que me pusieran oxitocina y prefería sufrir las contracciones más tranquila en mi casa que en el hospital.

Señales que indican que estás de parto

Aquí hay algunas señales que te indican lo que te debes apresurar a la hora de acudir al hospital.

Si percibes un sangrado fuerte, acude cuanto antes al hospital. Puede ser una señal de que algo no va bien.

La ruptura de la bolsa se da en muy pocos casos de partos, así que no te creas que romper aguas va a ser el signo que te indique que estás de parto. Si acudes al hospital con la bolsa rota, ya no vas a poder salir hasta que lo hagas con el bebé en brazos, y todavía pueden pasar unas cuantas horas hasta que comiencen las contracciones. Así que tómatelo con calma, dúchate (mejor ducha que baño), lleva todo bien preparado y si quieres, puedes esperar dando un paseo hasta que las contracciones empiecen.

Si empiezas a notar las contracciones, coge un reloj y vete anotando en una libreta cada cuanto tiempo son y cuanto duran. Hay veces que empiezan y se paran al de un rato. Ha sido una falsa alarma. Pero si ves que el tiempo entre ellas es cada vez menor, que están cogiendo un ritmo creciente y que cada vez te resultan más fuertes y dolorosas, ha llegado el momento de ir al médico.

Según entres en urgencias, será lo primero que te pregunten ¿cada cuánto tienes contracciones? Aunque en muchos casos, los nervios de llegar al hospital pueden hacer que se desaceleren las contracciones y que el parto se alargue algo más tiempo.

Mi experiencia

Esa es la teoría, en mi caso, la verdad es que me dolía bastante y no sabía cuando terminaba una y cuando empezaba una nueva. Pero estaba claro que mis dolores indicaban indudablemente que estaba de parto. En ambos partos llegué bastante dilatada, y ponerme la epidural fue un auténtico alivio. Incluso con mi segundo hijo estaba ya dilatada de ocho centímetros y casi no me pudieron poner la anestesia.

Así que mi consejo es:  tómate con calma el momento de acudir al hospital con tu primer hijo, pero para los siguientes partos, date un poco más de prisa.

Por supuesto, no olvides ir a la clínica o al hospital con tu bolsa de maternidad, donde tendrás todo lo necesario para los primeros días del bebé y para lo que tú necesites mientras estás ingresada. Lleva tu tarjeta sanitaria y lleva todas las revisiones al día de tu matrona y ginecólogo. Estás a punto de vivir un momento muy especial.

Foto | Pixabay1, Pixabay2

En Mi Mundo Philips | ¿Qué regalar a una embarazada pensando en ella y no sólo en el bebé?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.