¡Estate quieto, niño, que te quiero sacar una foto!

, 18 de abril de 2013

Cuando tenemos un hijo, éste se convierte en el principal objetivo de nuestra cámara de fotos. El problema: que de recién nacidos es muy fácil sacarles fotos (sobre todo dormidos), porque están quietecitos, pero en cuanto se empiezan a mover, no hay manera de sacarles buenas fotos y que salgan correctamente enfocadas. Hoy te damos algunos trucos para que las fotos con niños te salgan preciosas:

Trucos para sacar fotos a los niños

* Prueba distintos ángulos. Lo ideal es sacarles las fotos a la altura de los ojos del niño, pero también pueden quedar fotos muy chulas desde otros ángulos.

* Evita los puntos de distracción (juguetes, televisión, personas), y escoge un fondo neutro como la arena de la playa, el parque o el jardín.

* Ponle de buen humor. Que esté jugando, divirtiéndose con los juegos y conseguirás su mejor sonrisa. ¡Son tan fotogénicos de pequeñitos! A veces, la mejor manera de que esté quieto es que esté entretenido con algún juguete.

* Usa luz natural. Las fotos en la calle con luz natural quedarán mejor que en interiores. Los flashes no suelen gustarles nada de nada a los bebés.

* Busca un sitio a la sombra. Aunque la foto sea en el exterior, el sol directo hará que el niño guiñe los ojos, así que busca la sombra de un edificio, de una sombrilla o de un árbol. La luz de los días nublados suele ser la ideal.

* En escala. Para ver como va creciendo el bebé, fotografíale junto algún elemento de referencia que sirva para ver cómo crece, como su osito de peluche favorito.

* Sácale fotos junto a la familia y a los amigos. Las fotos en compañía quedan muy divertidas y entrañables.

* Fotos en vertical y en horizontal. Sácale fotos en las que se le vea de cuerpo entero, y tanto en vertical como en horizontal para que puedas ponerles en todo tipo de marcos y álbumes.

* Fotos en blanco y negro. En blanco y negro las fotos quedan muy artísticas y se disimulan los fallos. Igual que los filtros de Instagram para el móvil, hay que probar con ellos para hacer fotos fuera de lo corriente.

* Cuantas más fotos, mejor. Los bebés van cambiando tanto, que lo ideal es sacarles fotos muy a menudo, para ver cómo van creciendo y evolucionando. Todos son momentos entrañables: sus baños, sus juguetes, cuando se tiene sentado, cuando está de pie, cuando gatea, cuando come… Ten la cámara siempre a mano para captar todos los momentos. Crecen tan rápido…

Y si quieres guardar un vídeo con sus mejores fotos, recuerda que la aplicación My baby & Me de Philips AVENT ordena en tu Smartphone las fotos y te ayuda a crear fácilmente un vídeo con sus mejores momentos.

Mi mundo Philips | ¡Por fin llega el buen tiempo! Juegos al aire libre con los niños

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.