Este otoño, ¡que no se te caiga el pelo! Así es como puedes evitarlo

, 27 de noviembre de 2017

El otoño es así de caprichoso: las hojas de los árboles se caen y tu peine se llena de pelos que te dicen adiós. Tranquilo, la caída del cabello en otoño suele ser algo totalmente normal. Suele tratarse de una simple muda. Tu pelo se renueva y unos cabellos se caen porque hay otros nuevos empujando detrás que vienen con más fuerza y mucho más sanos.

Tu cabello habla de ti, no solo marca tu look, sino que también transmite personalidad. ¡No lo descuides! Aparte del motivo estacional, no prestar la suficiente atención al cuidado del pelo y comer mal pueden hacer que este se estropee y que incluso se caiga con mayor frecuencia. ¡Te contamos qué puedes hacer para evitarlo y que tu flequillo siga teniendo vida propia!

La alimentación cuenta: come mejor

Lo que comes a diario puede hacer que tu pelo se rompa y se caiga menos, además de ayudar a que crezca con más fuerza. Los nutrientes que la comida aporta a tu organismo a diario repercuten en el estado de tu cabello. La biotina y las vitaminas del grupo B ayudan a frenar la caída, mientras que por su parte la proteína da fuerza al pelo nuevo que crece. El huevo es un alimento que te puede aportar todos estos nutrientes. No hay que perder de vista a los cítricos, ya que la vitamina C que contienen, por ejemplo, los kiwis o las naranjas estimula la producción de colágeno.

Por otro lado, la producción de grasa buena en el cuero cabelludo que provoca la vitamina A es muy positiva de cara a tener un cabello sano. Las zanahorias son unas buenas aliadas al contener no solo esta vitamina, sino también betacaroteno, que mantiene al pelo en forma. No hay que olvidarse del zinc y del cobre, que son nutrientes importantes para evitar la caída. Podemos encontrarlos en la avena, un cereal que también aporta potasio, magnesio, fósforo y hierro, que ayudan a que el cabello crezca. 

Lavar bien, aclarar completamente y secar de forma adecuada

Al contrario de lo que muchos piensan, lavar el pelo frecuentemente no hace que se caiga, sino todo lo contrario. La higiene del cabello es muy importante, ya que la suciedad y la grasa que llega al cuero cabelludo puede afectar al folículo piloso. Para que eso no ocurra, es recomendable mantener una correcta higiene capilar, utilizando champús adaptados a cada tipo de pelo. Aclarar para que no queden restos de champú es imprescindible para evitar residuos en el pelo.

Después de lavar y aclarar toca secar. Es importante no frotar el pelo con demasiada fuerza con la toalla. Hacerlo de forma muy brusca puede hacer que los pelos más débiles se acaben cayendo o se estropeen. La clave está en frotar el cabello suavemente para que no perder más de la cuenta. Al usar el secador también hay que ser cauteloso: es mejor secarse con aire frío. Aunque se tarde más en secar, es mejor que usar aire caliente, ya que este abre los poros.

La nutricosmética, un plan alternativo

No solo hay que cuidar el cabello desde fuera, también hay que hacerlo por dentro. En el caso de que tu dieta no le aporte las vitaminas y minerales necesarios, la cosmética capilar es una buena forma de asegurar que tu pelo esté alimentado desde el interior. Vitaminas del grupo B, selenio, zinc y hierro son algunos de los nutrientes que la nutricosmética capilar asegura a tu pelo.    

Confiar solo en productos serios y de confianza, así como ser constantes es fundamental para que los efectos lleguen a notarse. No te va a crecer un melenónpero la cosmética capilar puede ser una ayuda de cara a estimular el crecimiento del pelo. ¡Mima a tu cabello y no dejes que el otoño cambie tu look!

En Mi Mundo Philips | Melenas masculinas, la tendencia de este otoño

Imágenes | Portada, iStock.com/Deagreez; interior, pixabay.com/stevepb, iStock.com/LukaTDB, iStock.com/vadimguzhva

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.