Este verano tendrás el protector solar más adecuado: 7 consejos para elegirlo

, 10 de agosto de 2016

20160810_Protector-Solar

Además del bañador, la toalla y el chiringuito con la cerveza más fría, debes elegir también un buen protector solar para tus vacaciones. Nunca estará de más cualquier precaución que tomes en este sentido ya que, como sabrás, el sol es muy perjudicial para la piel. Si tienes alguna duda a la hora de elegir protector solar, no te pierdas este post en el que te ayudamos a seleccionar el más adecuado para ti.

Diferentes formatos, marcas, olores, texturas… Es muy probable que al ponerte delante de la sección de protectores solares de tu establecimiento habitual te sientas bastante perdido, pero lo cierto es que escoger la crema perfecta para ti es más fácil de lo que crees. Toma nota.

Muy importante: el Factor de Protección Solar

Lo primerísimo y fundamental a tener en cuenta es el Factor de Protección Solar (FPS). ¿Esto qué es? Se trata del número que va asociado a cada crema (50, 30, 20, 10…) y que indica cuánto nos ayuda ésta a protegernos de los rayos ultravioleta. Cuanto más alto sea el número, más protección tiene la crema.

Nuestro consejo general es que utilices siempre el número más alto con indiferencia del tipo de piel que tengas, ya que estarás más protegido. Pero en caso de que no lo quieras así, sigue con el siguiente consejo.

Conoce bien tu fototipo

El fototipo indica la sensibilidad que cada persona tiene a la exposición solar y va vinculada al color de piel, ojos, cabello y a cómo reaccionamos ante el sol. A esto hay que añadir el concepto de índice ultravioleta (UVI), que es el promedio de la radiación ultravioleta B que llega a la tierra a las 12 del mediodía. Este índice depende del mes y del año, pero teniendo en cuenta que en verano suele ser muy alto, vamos a tener en cuenta el máximo para calcular el protector ideal para las vacaciones.

Así, este sería el FPS que corresponde a cada fototipo con el índice UVI máximo:

20160810_Tabla-FPS
*Fuente: Guía de Protección Solar del Ministerio de Sanidad y Consumo

Al margen de todo esto, en caso de duda, lo mejor es recurrir a la protección más alta posible.

Elige según la parte del cuerpo

Si no se especifica otra cosa, las cremas protectoras suelen ser en general para el cuerpo, pero debemos utilizar otras específicas para la cara y el cabello. Las corporales aportan un exceso de grasa al rostro, por lo que es mejor no aplicarlas en él.

Multitud de formatos y texturas

Spray, aceite, aceite seco, espuma, agua… Hace muchos años que los protectores solares dejaron de ser solamente crema. Ahora puedes elegir una amplia gama de formatos y texturas para satisfacer tus gustos y necesidades. Aquí hay pocos consejos que valgan. Cada quien debe adaptarse a sus preferencias. En mi caso, por ejemplo, no soporto el protector tipo aceite ya que me deja la piel demasiado grasienta.

Absorción rápida

Por lo general, nos aplicamos el protector al llegar a la playa e inmediatamente nos metemos en el agua. Error. Hace falta algún tiempo para que la piel la absorba. Lo ideal sería que nos lo echáramos una media hora antes del baño (incluso antes de salir de casa rumbo a la playa), pero como no suele ser lo habitual, si recurres a un producto de absorción rápida, al menos ganarás algo de tiempo.

Resistente al agua

Otro punto a tener en cuenta es que el protector sea resistente al agua. Así nos aseguraremos que durante el baño seguirá actuando. Aunque por mucha resistencia al agua que tenga, lo cierto es que cada vez que te bañes vas perdiendo protección, así que en cualquier caso debes volver a echarte crema cuando salgas del agua o sudes. Recuerda, que cuanto más a menudo te apliques el protector, mucho mejor.

Potenciador del bronceado

Hoy en día hay productos que te ponen moreno a la vez que te protegen de los rayos ultravioleta, así que si eres de los que quiere presumir de calorcito cuando vuelvas a la oficina, la elección es clara: recurre a un protector que incluya potenciador de bronceado.

Y hasta aquí nuestros consejos para elegir el protector solar. Recuerda que debes aplicarlo a menudo, utilizar gorras o sombreros y evitar exponerte al sol en las horas centrales del día, que es cuando más perjudica. Protegernos del sol es cuestión de salud. Así que no olvides cuidarte.

Imagen | iStock.com/gmast3r
En Mi mundo Philips | Gorras, sombreros, viseras… Que el sol no te pille con la cabeza descubierta

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.