¡Excursión a la vista! Comer fuera de casa con los más pequeños

, 21 de agosto de 2012

Estos días de verano, con la llegada del sol y el buen tiempo, son ideales para organizar excursiones al campo o a la playa o, simplemente, salir fuera de casa a comer. Con los bebés, la logística para un plan de última hora se complica y debemos llevar una comida específica para ellos. Aún así, algunas ideas y utensilios nos harán la vida más cómoda.

Los primeros purés

A partir de los 6 meses, ya empiezan a comer los primeros purés de verduras y de frutas. Su comida principal sigue siendo la leche, así que no hay problema por llevar biberones para comer fuera y hacer las comidas de puré en casa (al fin y al cabo, suele terminar más puré desperdigado por la cocina y en su babero que dentro de su estómago). La cuchara de aprendizaje Philips AVENT es perfecta para que el niño aprenda a comer solo, poco a poco.

Una bolsa termo para la comida del bebé como la bolsa de neopreno ThermaTote de Philips AVENT te vendrá genial ya lleves biberones o purés.

Aprendiendo a comer y a masticar

A partir del año, los niños ya pueden comer casi de todo, y poco a poco se les pueden dar alimentos sólidos para que vayan aprendiendo a masticar. Yo he tenido bastante suerte con mi pequeño tragón y come casi de todo, así que para merendar fuera de casa evito los purés de frutas que se oxidan muy pronto y llevo frutas fáciles de comer y de transportar: un plátano entero, o frutas en rodajas que guardo en un estuche, como paraguaya, nectarina, melón, sandía, piña, pera, kiwi… Todas muy frescas y ricas en agua, muy fáciles de masticar y tragar para un niño pequeño.

Al mediodía, los purés se pueden guardar en el conjunto de alimentación de viaje Philips AVENT. Es muy completo y práctico, porque sirve tanto para transportar la comida como para comer en él. Los recipientes son extraíbles, vienen con cuchara incorporada y tienen una base especial para evitar los goteos.

También puedes guardar los cubiertos del niño en su propio estuche, de manera que estarán limpios para usarlos y no mancharán la bolsa tras su uso. La cubertería de viaje Philips AVENT es la solución perfecta para los niños que están aprendiendo a comer.

Poniéndoselo así de fácil y divertido seguro que se animan a comer también de tu plato y de tu comida.

Mi mundo Philips | Viajar con bebés… y que sean vacaciones de verdad

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.