A favor del dress code laboral: la sencillez y elegancia del traje

, 3 de octubre de 2014

1408205000_1_1_1_web

Si las empresas nos “obligan” a lucir traje y a conservar ciertas normas en el vestir es por algo: somos la imagen de la empresa antes clientes, proveedores, etc. y cuando trabajamos estamos representando a la empresa. Pero aunque sé que hay muchos argumentos en contra de tener que lucir traje por imperativo del trabajo (todos muy ciertos), ya que tenemos que lucir esta especie de uniforme diario, vamos a buscarle argumentos positivos al dress code laboral:

Da una imagen de elegancia y profesionalidad

El traje con corbata y camisa es formal, es serio, y cuando nos encontramos con una persona vestida así, suponemos que estamos ante una persona competente y un profesional. Luego ya sabemos que hay de todo, gente con traje poco diligente y gente que viste con vaqueros y que es un experto en la materia que sea, pero en principio, en una primera impresión, llevar traje dice mucho de nosotros. Y eso es lo que quiere nuestra empresa, que demos esa imagen de la empresa a través de cómo vamos vestidos. Y al fin y al cabo, la empresa, no nos olvidemos, es nuestro empleadora y la que nos paga los sueldos.

1408206000_1_1_1_web

Acorde con el puesto que tenemos

No en todos los puestos de trabajo se lleva traje, en los puestos en los que hay que llevarlo, es por un motivo: se trabaja de cara al público o bien es un puesto de responsabilidad y lucir traje nos distingue del resto de trabajadores. El traje va con el puesto y si trabajamos en determinado cargo, ya sabemos que debemos llevarlo, lo mismo que nos tenemos que someter a un horario.

Facilita el vestirse por las mañanas

Por las mañanas con el madrugón, sería mucho peor tener que comerse el coco pensando en qué ponerte. Con el traje sabes lo que hay, es tu uniforme de lunes a viernes así que no tienes que complicarte la vida. Tengo amigos que en el trabajo no tienen que ir de traje a la oficina, pero tampoco pueden ir con su ropa habitual de fines de semana: vaqueros, camiseta y deportivas, así que tienen algunas de las desventajas de llevar traje (comprar ropa extra para diario que sólo sirve para el trabajo, por ejemplo), y encima lo tienen más complicado para vestirse, porqué ¿qué es lo suficientemente digno para ir a trabajar pero sin pasarse? Muchos hombres con puestos así se visten como los abuelos, camisas de cuadros y jerséis de pico incluidos.

Siempre podemos darle nuestro toque personal

¿Vestir de traje es aburrido? Depende. Siempre podemos darle nuestro toque personal con los complementos, con los detalles, con los colores, siempre cumpliendo el código de vestimenta. Lo que pasa que es más fácil ir al gris marengo, azul marino y no innovar. Pero posibilidades de lucir un traje de manera más moderna hay mil.

1408204000_1_1_1_web

Nos acostumbra a llevar traje para otras ocasiones

Todos hemos estado en esa boda en la que vemos a un chico de traje incomodísimo, que se ve que el traje le sienta mal, porque se lo han prestado o simplemente no lo sabe llevar. Pero una persona que luce siempre traje, cuando se le presenta una ocasión importante, como una boda o un evento sabe lucirlo como si fuera su segunda piel, y eso se nota. Más vale estar preparado para situaciones en las que se requiere llevar traje.

Hay trajes de invierno y trajes de verano

Es cierto que  con el traje clásico pasas calor en verano y frío en invierno, sobre todo si tus trajes no entienden de temporadas. Pero en verano se puede llevar chaleco con camisa, se puede llevar chaquetas más claras, que dan menos calor, o materiales más finos como el lino, y en invierno cambiar a trajes más abrigados de tweed o pana, por ejemplo. El mundo de los trajes tiene muchas más posibilidades de las que crees.

No me digáis que con estos argumentos no os da un poco menos de pereza lucir traje por las mañanas ¿cierto?

Fotos | Zara

En Mi Mundo Philips | En contra del dress code laboral: cuando las empresas matan nuestra identidad vistiendo

 

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.