Guía para hacer ‘latte art’ en casa como un profesional

, 4 de septiembre de 2017

¿Recuerdas la primera vez que te sirvieron un café latte decorado? El latte art lleva poco tiempo con nosotros pero ya es en una tendencia imprescindible del mundo del café de especialidad. El talento de los grandes baristas nos siguen dejando con la boca abierta, pero también tú puedes hacer latte art en casa como un profesional. ¿Te atreves? No te pierdas nuestra guía.

Recordando conceptos: ¿qué es exactamente el latte art?

Con tantos cafés especiales y nuevas modas que surgen cada día, no viene mal hacer un poco de repaso para recordar qué es exactamente un café decorado con latte art. Aunque su nombre se asocie al café latte, es una técnica que se puede aplicar a otros cafés con leche.

Su origen se remonta a los años 80, cuando empezaron a aparecer las primeras obras de arte de café en Italia y Estados Unidos. No está muy claro quién lo inventó, pero fue el americano David Schomer quien popularizó la técnica al convertirse en todo un experto y publicar un libro sobre ello. Una década más tarde se fue desatando la locura.

Es un recurso decorativo que utiliza la leche espumada para crear motivos artísticos sobre la crema del café. Los grandes baristas se convierten en artistas con más o menos pericia a la hora de verter la leche, ya que los dibujos se forman directamente mientras el lácteo se combina con el café.

Normalmente se aplican toques finales añadiendo cacao y canela en polvo o siropes y salsas dulces. También se puede jugar con la espuma espesa para añadir volumen en diseños 3D, o se usa un pequeño palito para dibujar detalles más minuciosos usando el color del mismo café.

Así pues, la base de un latte art son dos ingredientes fundamentales: un buen café y leche, en diferentes proporciones según la bebida. Se puede aplicar este arte a un capuccino, café cortado, café au lait, o, por supuesto, al café latte.

La ciencia de la leche: ¿cuál utilizar?

 

Casi todos los que fracasan intentando hacer latte art en casa cometen un gran error: no elegir bien la leche. Es fundamental que el lácteo espume correctamente para poder dibujar sobre el café, y por eso hay que escoger una leche de buena calidad. Busca que sea entera, fresca y mejor si es de tradición artesanal de alguna empresa láctea local.

¿Eres intolerante a la lactosa, tienes alergia a la proteína de leche o eres vegano? También puedes hacer latte art con bebidas alternativas, pero la mejor opción vegetal de todas es la leche de cacahuete. Y, sobre todo, escoge una de la que te guste su sabor, ¡el café tiene que estar rico!

La leche fresca debemos tenerla muy fría en la nevera, a unos 4-7 grados centígrados. Después se añade vapor, elevando la temperatura hasta los 35-40 grados, y luego se calienta hasta unos 65-70. En estos pasos se desencadenan unos procesos químicos que “desnaturalizan” la leche, logrando la microespuma adecuada para poder decorar.

Todo lo que necesitas para hacer latte art en casa

Antes de empezar a practicar asegúrate de que tienes todos los utensilios y productos imprescindibles:

  • Cafetera automática o superautomática espresso con accesorio espumador o vaporizador.
  • Jarra de leche con al menos 500-700 ml de capacidad.
  • Tazas de boca amplia, estilo capuccino.
  • Termómetro para controlar la temperatura de la leche (opcional, pero recomendable).
  • Espolvoreador y plantillas para decorar con canela o cacao.
  • Brochetas o palillos para dibujar.
  • Café en grano de buena calidad tostado a tu gusto.
  • Leche entera, preferiblemente fresca, muy fría.

Una vez tengas todo listo y preparado, puedes empezar a practicar siguiendo estos pasos:

  1. Comienza preparando un buen café a tu gusto con tu cafetera. Es imprescindible contar con una buena máquina en casa para que el café tenga una crema de primera calidad, ya que es la base sobre la que caerá la leche espumada.
  2. Llena la jarra con leche sacada directamente de la nevera, que esté bien fría, solo hasta la mitad.
  3. Coloca la boquilla del vaporizador o espumador dentro de la jarra, ligeramente en diagonal, pero sin que llegue a tocar la leche. Hay que dejar un pequeño hueco de milímetros para que el vapor entre como si estuviéramos soplando. Así entra el aire.
  4. No muevas la jarra, la cafetera hace todo el trabajo. Déjala fija y estable. Así se consigue una espuma fina, densa y cremosa, con burbujas muy pequeñas e imperceptibles. Asegúrate de que la leche no supera los 70 grados. Remueve suavemente para darle brillo.
  5. Vierte la leche asegurándote de que el chorrito cae de forma continua, dejando la taza y la jarra rectos. Empieza a una altura de unos 5 cm y ve elevando la taza para terminar con la boquilla justo encima. Empieza con una velocidad lenta y ve acelerando el vertido cuando lleves la mitad.
  6. Los dibujos se hacen con el final del vertido, cuando ya está la taza llena de leche. Acerca al máximo la boquilla para crear las imágenes que quieras. Empieza experimentando poco a poco para ver cómo se comporta la leche en la crema.
  7. Puedes dar los toques finales espolvoreando canela o cacao, con o sin plantillas, usando un palillo o brocheta o añadiendo detalles con salsa de chocolate.

 

Cuando tengas dominada la técnica del espumado y el vertido ya puedes empezar a experimentar con los dibujos que quieras. ¡Es todo cuestión de práctica y creatividad! Deja volar tu imaginación y aprovecha cada vez que quieras tomarte un buen café en casa para practicar.

Puedes inspirarte viendo en directo a los mejores baristas de tu ciudad o con los vídeo tutoriales que muchos profesionales comparten en la red. Ya verás como en poco tiempo y con un poco de práctica serás capaz de crear tu propio latte art en casa y dejarás a tus invitados con la boca abierta.

Fotos | iStock.com – User9637786_380amenic181

En Mi Mundo Philips | Descubre el Eje Cafetero de Colombia, el mejor destino para un amante del café

En Mi Mundo Philips | Cinco tecnologías en las cafeteras espresso que marcan la diferencia entre un café normal y uno excelente

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.