¿Hasta cuándo hay que seguir dando el pecho? La pregunta sin respuesta definitiva

, 9 de septiembre de 2015

El artículo comienza con una pregunta que no tiene respuesta definitiva, aunque lo correcto es decir algo tan poco definido como que hasta que la madre y el bebé quieran. No hay una fecha límite para la lactancia materna, porque la leche materna aporta muchos beneficios para la salud tenga el bebé dos días de vida, dos meses o dos años. Veamos la importancia de darle el pecho a nuestro hijo en cada etapa de su crecimiento.

El calostro

El calostro es el primer líquido que nos sube al pecho tras el parto, hasta que nos sube la leche. Esto sucede al de dos o tres días de nacer el bebé. Mientras tanto, el calostro le proporciona al bebé proteínas, sales minerales e inmunoglobulinas para recuperarse del parto. El calostro es un alimento ideal y primordial, ya que en él está la primera inmunización del bebé y aporta la alimentación que necesitan sus pequeños órganos, aún no maduros.

Se diferencia principalmente de la leche por su densidad, ya que el calostro es más denso y más pegajoso. Por su color, al calostro lo llaman el oro líquido; esto se debe a su color ligeramente dorado.

Lactancia materna hasta los seis meses

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, es decir, que el mejor alimento, el más completo y adecuado al organismo de un bebé, el único que debemos darle, es la leche materna hasta que cumpla seis meses. Hasta entonces, no es recomendable introducir más alimentos en la dieta del bebé porque la leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para hacer crecer niños sanos y en su peso.

La producción de la leche no disminuye a lo largo del tiempo, sino que se va adaptando a las necesidades del niño que va creciendo. La leche materna es un organismo vivo, que va modificando su composición según el bebé se va desarrollando. Si el bebé tiene una crisis de crecimiento y requiere más leche, basta con ponerle más tiempo al pecho para que generemos más cantidad de leche y así el niño no pase hambre.

Lactancia materna más allá de los seis meses

Pero la lactancia sigue siendo muy importante más allá de los seis meses. El resto de la alimentación que se le va introduciendo al bebé poco a poco se denomina alimentación complementaria, es decir, que complementa la leche materna que sigue siendo el alimento principal del niño hasta que cumple un año. Aunque vaya introduciendo alimentos nuevos en su dieta, poco a poco y sin forzar, con la leche materna nos aseguramos que reciba todo lo que necesita para crecer sano.

Es cierto que cuando se produce la incorporación de la madre al trabajo, muchas madres abandonan la lactancia, aunque no es necesario hacerlo, porque siempre puedes extraerte leche y dársela cuando tú no estés, o puedes darle sólo las tomas que estés en casa y alimentarle con leche de fórmula cuando estés trabajando. Todo lo que puedas darle de lactancia materna mejor, será un alimento muy nutritivo para él, que además le aporta defensas contra las primeras enfermedades. Porque la leche materna no se transforma en agua, sigue siendo leche por mucho que pasen los años.

¿Y cuando el bebé tiene más de un año?

Podemos continuar con la lactancia todo lo que queramos y lo que quiera el bebe. La leche no es sólo un alimento, sino que es cariño, amor, contacto físico, consuelo y eso siempre es bueno para los pequeños. Pero es que además la Asociación Española de Pediatría emitió un informe de los beneficios de la lactancia materna más allá del año de vida donde muestra todos los beneficios de la leche materna:

“La leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo. A partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses, resultando un alimento completo y nutritivo para un lactante mayor y de mayor calidad que la leche de fórmula o de vaca. Se ha visto que un bebé mayor de un año que toma pecho obtiene aproximadamente 1/3 de sus necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna (a veces más, sobre todo durante períodos de enfermedad), además de una cantidad muy importante de vitaminas y minerales .

Por otro lado, los niños mayores que toman pecho siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna, con una menor incidencia de infecciones para su edad que sus coetáneos que no son amamantados. Las ventajas de mantener más tiempo la lactancia materna no sólo se observan a corto plazo, sino años después del destete. Se ha constatado una menor incidencia de ciertos tipos de cáncer (como la leucemia infantil, de enfermedades metabólicas y autoinmunes (como la diabetes tipo 1) y un mayor desarrollo intelectual a mayor tiempo y exclusividad de lactancia materna, efecto que permanece durante años y que incluso puede llevar a alcanzar un mayor nivel de estudios y de ingresos económicos en la vida adulta”.

Así que, si quieres y puedes continuar con la lactancia materna, hazlo todo el tiempo que quieras, no hay fecha límite para dar pecho a tu hijo.

Fotos | iStock

En Mi Mundo Philips | Los superpoderes que desarrollamos como madres

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.


  • xiamira

    mi bebe tiene un año y medio y todavía esta lactando es muy inteligente ya avisa para hacer pipí y esta muy alerta en todo, cuando la gente me ve dandole pecho se asombran y me dicen que no le de porque esta muy grande pero yo le doy porque el esta feliz y mientras el quiera yo le boy a seguir dando

  • chloecomprando

    Me alegro mucho que estés dando una lactancia prolongada, lo que opinen los demás sería lo que menos nos debería importar mientras nuestro bebé y nosotras seamos felices.