Hora de raparse: nueve señales de que estarás mejor con la cabeza al descubierto

, 15 de febrero de 2016

20160215_Raparse

Asumir que un servidor se está quedando calvo no es nada fácil. Al final todos, en mayor o menor grado, queremos aferrarnos como si no hubiera un mañana a esos últimos pelos que nos quedan y, por ello, nos hacemos peinados imposibles tratando de ocultar la realidad de la alopecia.

Pero amigos, los peinados imposibles solo sirven para dejar aún más claro que se nos ve el cartón. Así que lo mejor es que asumamos que no estamos quedando calvos y que directamente nos rapemos para lucir orgullosos nuestra cabeza libre de pelo. Os lo digo por propia experiencia. Eso sí, si aún no tienes claro que ha llegado la hora de raparte, aquí van nueve señales que te lo dejarán claro.

Tus entradas empiezan a ser salidas

Que tenías entradas es algo que ya sabías pero, de pronto, esas entradas han empezado a fusionarse con el incipiente claro que tienes en la coronilla y a la vez parecen estar devorando a la mata central de pelo, que cada vez es menos abundante. En definitiva, las entradas empiezan a ser salidas y no hay forma de detenerlas. Créeme, deberías raparte.

Cada vez gastas más en limpiador facial que en gomina

La fina línea que separa la cara del resto de la cabeza es cada vez más difusa. Cada mañana abarcas un trocito más de frente que tienes que lavar con tu limpiador facial. En cambio, el bote de gomina te dura más y más tiempo, llegando al punto de que hace casi un año que no compras. Amigo, deberías raparte.

Tienes que hacer malabares para tapar la coronilla

Peinarte se ha convertido en un suplicio. Has llegado al punto de comprarte un espejo pequeño para enfrentarlo al del baño y poder peinarte viendo la coronilla. Pero ni por esas. Pasas el peine hacia un lado y hacia otro, con la esperanza de que se vea todo pelo, pero siempre queda algún hueco. Y cada día tardas más y cada vez el hueco es más grande. Lo siento, deberías raparte.

Te han confundido más de una vez con un fraile

Cada vez que pasas por la puerta de la iglesia de tu barrio y las feligresas te ven de espaldas, te confunden con un fraile de los que se afeitaban la coronilla. Te rodean, se santiguan y te piden que les des la bendición. Blanco y en botella, deberías raparte.

El peinado de Santiago Segura te empieza a gustar

Últimamente, cuando sale Santiago Segura en la tele, piensas que su peinado no está nada mal: calvo por arriba y melena por abajo. De hecho, cierras los ojos y te imaginas con ese look. Igual me queda bien, piensas, dispuesto a hacer lo que sea por mantener tu pelo. Pero llegados a este punto está claro, deberías raparte.

Tus amigos te llaman “el cartones”

Hasta donde tenías noticias, tu mote en el grupo era “el campeón”, “el ruedas”, “el terror de las nenas” o “el medio metro” (y no se referían precisamente a tu altura). En cambio, te acabas de enterar por pura casualidad de que ahora te llaman “el cartones“. Claro, tío, porque se te ve el cartón, te confirman sin pudor. ¿Aún tienes dudas? Deberías raparte.

Hace mucho tiempo que tu padre renunció al peine

¿Le has echado un vistazo al estado capilar de tu padre? Chico, si está calvo y hace años que no compra un peine, tienes muchos papeletas de ir por el mismo camino. Así que asume lo evidente, no se te cae el pelo porque estemos en otoño. La alopecia es tu amiga y deberías raparte.

El peluquero tarda cinco minutos contigo

Atrás quedaron las largas sesiones en las que tu peluquero se esmeraba para hacerte el peinado de última moda. Ahora te coge y, casi sin preguntar, recorta lo que puede y listo. Ni cinco minutos echa contigo. Eso sí, a la hora de pasar por caja no hay cambios. No lo pienses más, hazte con un cortapelos, porque deberías raparte.

Tu pareja te deja fotos de Zidane por la casa

20160215_Zidane

Aterrada ante el comentario positivo que le hiciste hace unos días sobre el peinado de Santiago Segura, tu pareja se ha armado de sutileza y te va dejando fotos de Zinedine Zidane, Josep Piqué, Bruce Willis y Jason Statham por toda la casa. Mucho me temo que no es para que te machaques más en el gimnasio (que igual también). El motivo es claro, deberías raparte.

Imagen Zidane | Mango
En Philips | Cortapelos
En Mi mundo Philips | Probamos Serie 9000 y Serie 7000, los cortapelos de Philips que parecen venidos del futuro

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.