Ideas para hacer de las torrijas un postre para todo el año

, 14 de marzo de 2016

Torrijas

¡Es temporada de torrijas! Tras el Miércoles de Ceniza que da fin al Carnaval, comienza el periodo de Cuaresma, la antesala de las celebraciones de Semana Santa. Es la época de volver a esos platos tan tradicionales que nos encanta recuperar cada año, aunque ya no practiquemos la costumbre de la vigilia. Los más golosos disfrutan como nunca estos días sobre todo con el gran protagonismo de las irresistibles torrijas pero, ¿por qué no convertirlas en un postre para todo el año?

De las torrijas tradicionales a recetas actualizadas

Torrijas

Hay pocos dulces tan simples en su esencia que sean al mismo tiempo una obra de arte de la gastronomía, la perfección hecha dulce. Con pocos y humildes ingredientes, las torrijas gustan a todo el mundo, cada familia tiene su receta con su toque particular y degustarlas es volver a la infancia. A lo largo de nuestro país encontramos diferentes variedades regionales, pero todas consisten en una base de pan remojado en leche o vino, luego se pasan por huevo batido, se fríen en aceite y se sirven con azúcar y canela o con miel.

Antiguamente las torrijas eran una buena manera de aprovechar el pan duro, sobre todo en época de escasez. Son un bocado económico pero saciante y nutritivo, perfecto para llenarse de energía en esos días en los que se practicaba el ayuno y la vigilia cuaresmal. Hoy se preparan porque son deliciosas, pero no sólo como receta de abuelas. Las torrijas vuelven a ser tendencia con propuestas innovadoras y actualizadas que las han convertido en un postre de lujo válido para disfrutar todos los meses del año.

Torrijas de brioche, croissant, sobao o roscón

Torrijas

Hay un gran debate entre los más torrijeros: ¿pan de barra o pan tierno? Hay gustos para todos, pero es cierto que las masas enriquecidas más tiernas son más adecuadas para preparar unas torrijas jugosas, dulces y sabrosas. Los grandes pasteleros lo saben: un pan tipo brioche es el mejor porque absorbe muy bien la leche y al final será más dulce. Pregunta a tu panadero de confianza y seguro que te venderá pan especial para torrijas, o anímate a probar otras alternativas igual de golosas.

Y es que cualquier masa puede servir para prepararlas en casa. Tienes donde elegir: croissants, bizcochos, sobaos, bollos suizos, cocas dulces o incluso masa de roscón de reyes o panettone. Los panecillos de tipo viena y las toñas o monas de Pascua levantinas también son perfectas, o puedes animarte a probar diferentes variedades de pan. Eso sí, escoge rebanadas con miga tierna pero compacta, ya que los alveolos de masas como la chapata no absorberán bien la leche.

Más allá de la canela: experimenta con aromas y sabores

Torrijas

¿A qué saben las torrijas? Los aromas que nos trasladan a la infancia son el limón y la canela con los que se suele aromatizar la leche y el azúcar del rebozado. Pero podemos ponernos creativos y probar otras opciones para preparar torrijas de sabores diferentes, incluso exóticos. No hay que complicarse mucho la vida, podrás dar una vuelta de tuerca a tus torrijas con ingredientes que ya tienes en la despensa.

Vainilla, nuez moscada, jengibre, clavo, ralladura de naranja, anís, aroma de azahar o algún licor dulce son opciones sencillas y deliciosas. Puedes añadirlas a la leche caliente para que coja sabor o mezclarlos con el azúcar antes de rebozar con él las torrijas recién hechas. Si eres más de miel, anímate a probarlas con siropes en su lugar, por ejemplo con sirope de arce, ágave o melaza. Y los más chocolateros pueden bañar las torrijas en chocolate a la taza o servirlas con cacao espolvoreado por encima. ¿Otra idea? Decorarlas con salsa de chocolate fundido, negro o blanco.

Torrijas rellenas: la gran tentación

Torrijas

Si tienes invitados a comer en casa y sirves anuncias que hay torrijas de postre, quizá no se sorprendan mucho, pero cuando descubran que ocultan un tentador relleno seguro que te hacen la ola. Cocinar torrijas rellenas no es nada complicado y puedes ir variando la receta a lo largo del año, por ejemplo con chocolate fundido en los días más fríos y con cremas refrescantes cuando aprieta el calor.

Corta rebanadas de pan algo más finas y forma una especie de sándwich uniendo dos mitades con el relleno que te apetezca. Por ejemplo, queso untable, crema pasteleta de vainilla, cremoso de chocolate y avellanas, crema de castañas o mermelada espesa. Procura no llegar a los bordes para que el relleno no se salga al cocinarlas, aprieta con suavidad y sigue como siempre la preparación habitual de tus torrijas, mojándolas primero en leche.

El acompañamiento perfecto en cada estación

Torrijas

Para convertir de verdad las torrijas en un postre digno de las mejores mesas, hay que pensar un poco en la presentación y cómo las vamos a acompañar. Hoy en día son muchos los restaurantes que incluyen su propia versión de las torrijas entre los potres de sus cartas, pero nunca irán solas. Una buena idea es adaptarse a la época del año, por ejemplo añadiendo fruta fresca de temporada. Ahora que llega la primavera prueba a servirlas con fresas cortadas y maceradas en zumo de naranja con un poco de nata montada, ¡irresistibles!

En verano apuesta por acompañar unas torrijas más ligeras con un poco de helado, hojas de menta fresca y bolitas de melón y sandía. Si buscas sabores tropicales añade piña caramelizada, mango picado y leche de coco. Puedes añadir praliné de frutos secos, una base de natillas caseras, galletas trituradas o chocolate fundido. También combinan muy bien con salsas de caramelo, sirope de café o incluso con unas gominolas de colores. No te olvides de ser creativo a la hora de presentarlas, usando platos originales, cortando las torrijas en bastones o sirviéndolas en vasitos de postre.

Las torrijas son un dulce delicioso con muchas posibilidades que merece la pena ser reivindicado más allá de la Semana Santa. Anímate a probar diferentes recetas en casa para convertir las torrijas en un postre perfecto para cualquier momento del año. ¿Cómo son tus torrijas favoritas?

En Mi Mundo Philips | Receta de torrijas ligeras para Semana Santa

En Mi Mundo Philips | No sólo tostadas: desayunos diferentes gracias a tu tostadora

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.