Mitos y realidades sobre la importancia del desayuno en nuestra dieta

, 15 de septiembre de 2014

mitos importancia del desayuno

Aunque siempre hemos oído que el desayuno es la comida más importante del día, que debemos desayunar como reyes, almorzar como príncipes y cenar como mendigos y hay mucho escrito sobre la importancia del desayuno en nuestra dieta habitual, nuevos estudios científicos ponen en cuestión este tema. Por eso hoy queremos contaros algunos mitos y realidades sobre la importancia del desayuno en la dieta.

Todos hemos oido muchas opiniones contradictorias y hemos asimilado algunas de ellas como algo cierto. Unos dicen que es mejor el desayuno continental que el english breakfast, otros insisiten en que es importante tomar cereales, que hay que tomar fruta en el desayuno, que los huevos son importantes, etc. Otros nos dicen que a primera hora no les entra nada más que un café con 2 galletas y que prefieren almorzar a media mañana.  Entonces, ¿qué es mejor a la hora del desayuno?

¿No desayunar engorda? Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las calorías que tiene un desayuno completo y equilibrado, son obviamente las mismas si lo tomamos a las 7 de la mañana, si lo tomamos a las 9 y media, o si lo dividimos en dos tomando a primera hora un zumo y un café espresso y después, horas más tarde las tostadas y otros alimentos. Las calorías ingeridas serán las mismas.

puding de café con brioche

Así pues, el hecho de desayunar más o menos no afecta directametne a una dieta de adelgazamiento, y así parece haberlo demostrado un reciente estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition que hizo distintos grupos de estudio haciendo desayunar a unos a cualquier hora, a otros antes de las 10 de la mañana y a otros les prohibía tomar nada sólido antes de las 11 de la mañana con resultados muy similares en todos los grupos a la hora de adelgazar.

De todas formas, el desayuno sí puede afectar de modo indirecto, ya que saltarse el desayuno puede provocar comer con ansia a media mañana al notar las punzadas de hambre motivadas por el largo ayuno producido desde la última comida, la cena.

¿Qué beneficios aporta el desayuno? El desayuno es la primera comida que hacemos en el día, tras el ayuno de la noche y normalmente tras unas 10 a 12 horas sin ingerir alimentos. Por eso nos apetece desayunar y nuestro cuerpo suele reclamarnos tomar alimentos dulces y jugosos. Aunque directamente el desayuno no sea determinante para adelgazar, sí que ayuda a regular la ingesta de alimentos que hacemos a lo largo del día, por lo que un buen desayuno puede ayudarnos a comer más moderadamente otras comidas del día.

El cuerpo y la mente necesitan energía, y saltarse el desayuno nos puede causar estar agotados al cabo de unas horas. En esos casos, la necesidad nos hará picar a continuación alimentos menos saludables como bollería industrial, dulces y otros alimentos poco convenientes.

Un buen desayuno, nos ayuda a mantener equilibrado el nivel de energía y nutrientes que el cuerpo necesita durante el día, en especial en el caso de los niños y adolescentes. Además ayuda a aumentar el rendimiento físico por ser un suministro importante de energía en las horas en que hay menos nivel de glucosa en sangre tras el ayuno nocturno.

mitos y realidades sobre la importancia del desayuno

Además, tomar un buen desayuno completo, ayuda a aumentar la concentración, precisamente por su contenido en glucosa, que es necesaria para alimentar el cerebro, lo que conlleva además mejor humor y mejor concentración en el trabajo.

¿Qué debemos desayunar?

Aunque hay muchas opciones, en general se suele recomendar un desayuno en el que haya alimentos lácteos, cereales, frutas y proteínas de alta calidad. Pero esta variedad de opciones ha ocasionado una gran diversidad en la elección de cada persona. Los desayunos más habituales en nuestro país constan de café con leche, tostadas de pan de molde o de barra, acompañados de mantequilla y mermelada o de aceite de oliva y tomate rallado. Otros sustituyen las tostadas por magdalenas, porciones de bizcocho o galletas.

En nuestro país es menos frecuente el consumo de un bol de cereales, muesli o alguna otra opción similar, acompañados de leche o de yogur, aunque es una elección que va aumentando en las generaciones más jóvenes. Menos frecuente aún, la opción británica o americana de desayunar huevos, bacon y un gran bol con fruta, que sin embargo, es recomendada por los expertos, siempre y cuanto a la hora de la comida nos limitemos a un sandwich o una ensalada.

desayuna sano

También es importante tener en cuenta el nivel de fibra que ingerimos en nuestra dieta diaria, siendo la hora del desayuno una buena oportunidad para ingerirla en forma de cereales, panes integrales o fruta.

Aunque lo que desayunamos es también algo cultural y dependerá de nuestras costumbres, las de nuestra familia y las de nuestro entorno, sería bueno procurar ingerir los siguientes alimentos en el desayuno, ya sea en un primer desayuno al salir de la ducha matinal o repartido entre ese desayuno y otro segundo realizado a mitad de la mañana:

  • Lácteos presentes en el café con leche, yogur, quesos
  • Fruta ya sea en forma de zumo o en trozos
  • Cereales, presentes en las tostadas, bollería, copos para el desayuno, etc
  • Proteínas como huevos, jamón, pollo, y otros alimentos

En resumen, lo importante es tomar un buen desayuno, sano y completo, y, en el caso de que tenga un nivel alto de calorías, compensarlo con una reducción de los alimentos que tomamos en el resto de las comidas del día. Esperamos que estas sugerencias os ayuden a comenzar el día con energía y con buen humor.

En Mi mundo Philips | Receta de bizcocho de café y frutos rojos
En Mi mundo Philips | Otros efectos beneficiosos del café para la salud

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.