Cómo influye el tipo de agua que utilicemos en el café

, 16 de noviembre de 2017

El café se puede estropear de muchas maneras, por es es crucial prestar atención a todos los detalles hasta el mismo momento de la degustación. Más allá de la calidad de los granos y los ajustes de la cafetera automática, la calidad del agua también es determinante. ¿Sabes cómo influye el agua que utilizas en tu café?

La importancia del agua en la elaboración del café

Un café, independientemente de la preparación, es en esencia una infusión de granos de café. El agua es por tanto un componente crucial, y si es de mala calidad, estropeará completamente el resultado de la bebida. La suma de las partes debe ser perfecta y equilibrada.

De nada servirá invertir en buen café en grano de especialidad y personalizar los parámetros de nuestra cafetera automática si luego usamos un agua que no está a la altura. Si no es de buena calidad, puede cambiar por completo el sabor y el aroma, incluso afectar al cuerpo y la crema.

El agua ideal para preparar café debe ser, por supuesto, potable, estar limpia de impurezas y tener una baja dureza. Además tiene que ser cristalina, tener bajar acidez, no más de 10 mg de sodio por litro y no debe tener ni rastro de olores o sabores extraños.

Cafeteras con filtro AquaClean para un agua siempre limpia

Aunque el agua corriente que tenemos en nuestro país es potable y apta para el consumo, no en todas partes tiene la misma calidad. En general, el agua del grifo es dura, a veces no sabe muy bien y puede contener demasiada cal.

El exceso de cal no solo afecta al sabor del café, también puede acumularse en tu cafetera, estropeando futuras preparaciones aunque cambies a agua mineral, y también podría dañar la propia máquina.

Por eso cafeteras como las expreso automáticas Saeco de Philips incorporan el filtro AquaClean patentado que mejora la calidad del agua al purificarla. El filtro se coloca en el depósito de agua y así no tenemos que preocuparnos por la dureza de nuestra zona, ya que también evita la formación de cal y permite preparar hasta 5000 tazas sin eliminar la cal sustituyendo el filtro regularmente.

No dejes que algo tan básico como la calidad del agua eche por tierra todos tus esfuerzos por disfrutar de un auténtico buen café en casa. El agua filtrada y purificada te segura que no afectará al sabor de tu taza, y evitarás que tu cafetera se estropee acumulando cal y otras impurezas.

En Mi Mundo Philips | Por qué deberías acompañar siempre tu café con un vaso de agua

En Mi Mundo Philips | Por qué no deberías pedir a un barista un café “fuerte”

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.