¿Influyen realmente la luz y la iluminación en nuestro estado de ánimo?

, 27 de noviembre de 2014

iluminación-estado-animo

Que los colores están en relación con nuestro estado de ánimo, es algo más que evidente. Dependiendo del humor del que estemos nos apetece vestirnos con ropa de un color o de otro y rodearnos de cosas de determinadas tonalidades. Esos mismos colores pueden influir en nuestro estado anímico y mejorarlo si los elegimos adecuadamente. Lo mismo sucede con la iluminación.

Dependiendo de la hora del día y de la actividad que vayamos a realizar, o no realizar, en cada momento, será conveniente una iluminación diferente. Por ejemplo, la luz que necesitamos al despertarnos es diferente, de la que será más adecuada a la hora de dormir y la que nos conviene a la hora de trabajar, no es la misma que la que nos vendrá bien durante la cena, o mientras estamos viendo la tele. Por eso nos vendrá también contar con bombillas, como las Philips Hue, que proporcionen una iluminación flexible y variable.

fria-mañana calida-noche

Siempre realizamos actividades diferentes en una misma estancia y vivimos en ellas momentos muy distintos. Es por eso que una iluminación flexible nos puede ayudar a adaptar mejor cada habitación a los distintos momentos de nuestro día. La idea se ve muy clara en las fotos sobre estas líneas. Un mismo dormitorio y dos momentos muy diferentes: el primero de la mañana, con una iluminación fría que nos ayude a despejarnos y el de antes de dormir, con una luz más tenue, cálida y relajante. Philips Hue se adapta a la perfección a estas dos situaciones, entre otras muchas. De hecho, son capaces de proporcionarnos cada mañana la misma luz que un amanecer natural.

Así quedan de manifiesto las ventajas de unas bombillas, como las Hue, que cambien de intensidad y de color. Es cierto que también podemos jugar con diferentes lámparas, pero si estas nos proporcionan una iluminación versátil, todo será mucho más fácil. Lo mismo que sucede con el dormitorio, podemos extrapolarlo a la cocina, al salón, al baño e incluso a nuestro lugar de trabajo.

Un nivel alto de actividad necesita, en general, de una iluminación más intensa y blanca que favorezca nuestra concentración y nos transmita sensación de máxima energía. Los momentos de más tranquilidad van mejor acompañados de luz coloreada y tenue. El color seleccionado depende, obviamente, de nuestro gusto personal, aunque en general son los tonos cálidos los elegidos por la mayoría.

Fotos | Philips

En Mi Mundo Philips | Así es como puedes despertar con la mejor experiencia posible: colores del amanecer con Hue

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.