Jugar sin juguetes con el bebé: siete formas de estimularlo y hacerle feliz

, 11 de diciembre de 2014

86499315

Las Navidades son la fiesta por excelencia de los niños: juguetes nuevos, reuniones familiares… pero muchas veces lo que un niño necesita no son más juguetes (casi todos tienen demasiados juguetes y apenas les hacen caso), sino más tiempo para jugar con ellos. Aprovecha estos días de vacaciones y disfruta de tiempo de calidad con ellos. Hay mil maneras de estimular al bebé y hacerle feliz sin juguetes:

Cómo jugar con un recién nacido

Cuando eres padre por primera vez, ves al recién nacido como un ser indefenso, al que hay que dar de comer, bañar, cambiar el pañal, ponerle a dormir, por supuesto, darle cariño, pero con el que puedes hacer pocas cosas más. Pero un recién nacido también necesita jugar, aquí hay algunas ideas para divertiros los dos (oirle reir a un bebé es de lo sonidos más bellos de este mundo):

  •  Hazle cucú. Es el juego más antiguo del mundo, pero ellos se lo pasan pipa viendo como su madre o padre desaparece un segundo para volver a aparecer. Tu cara es una de las cosas que más les gusta contemplar.
  •  Cuando le vistes, le bañas o le das un masaje, repasa las partes de cuerpo con él y las prendas de ropa que le vas poniendo. Hablándole y contándole cosas podrás hacer que esté más calmado, porque te mirará atentamente. Comunícate con él porque con tu tono de voz puede entender muchas más cosas de las que crees. Si al mismo tiempo que le hablas, le acaricias con una loción hidratante para bebés, le harás feliz y le dejarás relajado.
  • Saltar por los aires o arre burriquito. Los niños quieren movimiento, y aunque los movimientos tienes que ser suaves y pausados (y siempre sujetándole la cabeza si son muy pequeños), seguro que les gusta el traqueteo de arre burriquito con su espalda apoyada en tus piernas o ir moviéndose por toda la casa en tus brazos.
180543897

Juegos sin juguetes según van creciendo

Es muy significativo el nuevo vídeo de IKEA de la otra carta de Navidad (os váis a emocionar, os lo advierto). Los niños quieren tiempo con nosotros, quieren jugar con nosotros, porque con sus padres es como mejor se lo pasan y de quien más aprenden. Así que ahora que vienen unos días de fiesta por delante, disfruta de más tiempo con él jugando pero sin juguetes:

  • Cocina con ellos. Ahora que en Navidades estaremos mucho tiempo en casa con ellos, puedes aprovechar a hacer una ricas galletas caseras o alguna receta que sea fácil y sencilla en la que ellos colaboren.
  • ¡A bailar! Pon música y juega a bailar con los niños, a hacer diferentes movimientos y giros (trata de retarles a ver si son capaces), así aprovechas además para repasar las partes del cuerpo y mejoras la coordinación de los pequeños.
  • Introdúceles en el mundo de las manualidades. Enseguida pueden a aprender a hacer brazaletes o collares con cuentas o con cuerdas de colores. Es una actividad divertida y entretenida para hacer en casa los días que llueve y ellos estarán orgullosos de ser capaces de hacer algo valioso con sus manos.
  • Juega a las imitaciones. Este juego les va a encantar, porque les encanta hacer el payaso. Podemos convertirnos en animales, en bomberos, en estrellas de rock, y el que haga la mejor imitación ¡gana!

Recuerda que el mejor regalo que les puedes hacer a tus hijos es pasar tiempo con ellos, reiros juntos y disfrutar de momentos que no olvidaréis. Haz que la Navidad no sea el tiempo del consumismo, sino el tiempo para la familia.

En Mi mundo Philips | Cómo consigo que mi hijo me obedezca convirtiéndome en una niña

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.