La ansiedad por la fecha del parto: porqué la recta final del embarazo se nos hace tan larga

, 26 de septiembre de 2019

fecha de parto

Todas las madres primerizas viven con una mezcla de miedo, ilusión, emoción e impaciencia la fecha prevista de parto. Una fecha que tenemos marcada a fuego en la cabeza pero que no suele corresponder con la fecha real de parto. Y esa espera, que a veces se hace muy larga, puede generar mucha ansiedad.

Qué es la ansiedad en el embarazo

Es habitual sufrir ansiedad durante el embarazo: estamos ante una situación nueva y desconocida para nosotras, el parto nos parece un momento doloroso y desgarrador (y si va todo bien, no es para tanto), nos preocupamos por nuestra salud y la de nuestro bebé, y tenemos miedo por saber si seremos capaces de cuidar a nuestro bebé.

Otra cosa que nos suele provocar mucha angustia y ansiedad y que provoca que miremos constantemente en el calendario, es la ansiedad por la fecha del parto. Los médicos calculan tu fecha prevista de parto según la última regla, y por tanto, cuando estiman que fue la ovulación en la que quedaste embarazada. El cálculo puede no ser exacto.

fecha de parto

Se trata solo una fecha de referencia, que sirve para que los médicos establezcan un calendario de revisiones y pruebas y para saber que, pasado determinado momento, es mejor provocar el parto.

Si nos pasamos de fecha, hay algunos trucos que pueden adelantar el proceso del parto, aunque no siempre funcionan. El bebé saldrá cuando le de la gana, y la hora del parto la marca él.

Cómo llevar mejor la ansiedad durante el embarazo

El último trimestre suele ser el más duro del embarazo, y si se alarga más de la cuenta, puede parecer eterno. Para llevarlo mejor, podemos distraernos con actividades que nos gusten y nos hagan sentirnos bien para no estar todo el rato dándole vueltas a la cabeza.

Dormir mejor para estar más descansadas

El último trimestre suele ser en el que peor dormimos. La tripa está más grande que nunca y nos cuesta encontrar la postura. Podemos utilizar almohadas y otros trucos para dormir mejor. Dormir bien nos hará estar relajadas y llevar mejor la ansiedad. Después de comer también podemos echarnos una pequeña siesta para coger fuerzas.

Practicar ejercicio

Hacer algo de ejercicio suave como pasear, subir y bajar escaleras nos ayudará a estar mas relajadas, con menos dolores, y a dormir mejor a las noches.

También algo muy recomendable es utilizar una pelota de pilates para embarazadas que te ayudará a liberar la tensión de las caderas y el pubis y a colocar la cabeza del bebé en posición correcta.

Una dieta sana y ligera

Las digestiones pueden ser muy pesadas en la recta final del embarazo si comemos demasiado, así que es mejor hacer comidas cortas y ligeras, pero más frecuentes.

Llevar una dieta sana y eliminar los excitantes nos ayudará a reducir la ansiedad.

Técnicas de relajación

Visualiza el momento del parto con tranquilidad, práctica técnicas de relajación y yoga para embarazadas, y piensa que si el bebé está tardando en nacer es porque aún necesita tiempo para estar preparado y formado del todo. Piensa que todo va a ir bien, que tu bebé nacerá sano y llenate de pensamientos positivos.

Madres primerizas y su ansiedad por el parto

Esperar más de la cuenta para dar a luz es muy habitual, sobre todo en madres primerizas. Lo dice una madre que parió a su primer hijo en la semana 42, dos días antes de que me provocaran el parto.

En mi grupo de preparación para el parto veía cómo todas mis compañeras, con fechas de parto parecidas a la mía, daban a luz mientras yo aún seguía esperando y esperando. Los nueve meses de embarazo (más el tiempo de descuento) se me hicieron eternos.

El mejor consejo es no dejarse llevar por el miedo y la ansiedad, y pensar en otras cosas, pero es un consejo difícil de llevar a cabo. Te puede consolar saber que los bebés que nacen pasada la fecha prevista de parto son grandes, fuertes, nacen «más hechos» y se agarran muy bien al pecho. Con ellos la lactancia es más fácil que con los bebés prematuros, eso sí, suelen ser tragones.

Qué es el síndrome del nido

Es habitual que las últimas semanas antes del parte suframos algo que se denomina el síndrome del nido. No es otra cosa que el afán que nos entra a las madres por dejarlo todo preparado, ordenado y limpio antes de que llegue el bebé.

fecha de parto

No serías la primera que se empieza a subir a sillas y escaleras con una tripa impresionante para limpiar los armarios de la cocina o el trastero. Pero hay cosas más útiles y prácticas que podemos hacer, como preparar la bolsa que llevaremos al hospital, con toda la documentación de los médicos y la tarjeta sanitaria, o comprar todo lo necesario para cuando el bebé llegue a casa.

Aparte de los bodies y la ropa, la cuna, y el carrito, hay muchas más cosas que tener en casa para cuando llegue el bebé, como un extractor de leche si queremos dar lactancia materna o un juego completo de biberones y tetinas tanto si apostamos por la lactancia natural o lo hacemos por la leche de fórmula.

Ansiedad en el primer, segundo y tercer trimestre del embarazo

El embarazo y sus síntomas suelen ser muy distintos de un trimestre a otro. También la manera en la que vivimos la ansiedad.

La ansiedad en el primer trimestre se debe a que nos entran los nervios porque vamos a ser madres. Suele ser el momento en el que más abortos espontáneos se producen y el miedo a que haya complicaciones en el embarazo nos afecta mucho.

El segundo trimestre se suele llamar el de la tranquilidad, pero siempre tenemos alguna preocupación porque vaya todo bien en cuestiones de salud para nuestro hijo y para nosotras.

La ansiedad en el tercer trimestre se debe a que se acerca la fecha de parto. Vemos ya inminente la llegada del bebé y tenemos muchas ganas de verle la carita y abrazarle por fin. Pero todo llegará, tarde o temprano, y tenemos que vivir esos momentos como felices y tranquilos.

Fotos | iStock gorodenkoff, nensuria, Vasyl Dolmatov

Mi Mundo Philips | Cómo es un parto sin cesárea de un bebé de más de 4 kilos, una madre reciente nos lo cuenta

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.