La fruta de verano, también en tus barbacoas

, 27 de julio de 2016

Fruta de verano a la parrilla

Una de las mejores cosas que nos trae el verano es la gran variedad de fruta de temporada que podemos disfrutar. Al natural o como ingrediente de batidos, zumos y refrescos caseros, frutas como el melocotón, la sandía o el melón son perfectas para refrescarnos de una manera dulce, ligera y saludable. Pero, ¿sabías que también puedes sumar la fruta a tus barbacoas? Descubre cómo hacerlo con estos sencillos trucos.

Fruta a la parrilla, una manera deliciosa de comerse el verano

Fruta de verano a la parrilla. Sandía

Sea como sea tu terraza o tu jardín, seguro que estás aprovechando el buen tiempo para organizar muchas comidas y cenas al aire libre. No importa si tienes una gran barbacoa o si prefieres la comodidad de una plancha de asar portátil que también puedes usar en invierno, podemos cocinar casi cualquier producto a la parrilla, incluida la fruta. Y lo mejor de todo es que podemos usarla de mil maneras a la hora de incorporarla a nuestros menús de verano.

La fruta puede ser un postre muy sano pero también es una buena idea darle protagonismo a lo largo del resto del menú, en recetas de picoteo y aperitivos, en ensaladas o como guarnición. Combinan muy bien tanto con aderezos y salsas dulces como con sabores salados y picantes, y al cocinarla a la parrilla o a la plancha obtendremos aromas y texturas nuevas. Las altas temperaturas de la cocción sobre brasas potencian los sabores naturales y concentran sus jugos.

Ideas fáciles para barbacoas con fruta

Fruta de verano a la parrilla

No importa cuál sea tu favorita, podemos cocinar a la barbacoa cualquier fruta de verano, así que anímate a experimentar. Las frutas de hueso como los albaricoques, nectarinas, melocotones y paraguayos solo hay que lavarlos bien y cortarlos por la mitad, desechando el hueso, aunque también podemos pelarlos y cortarlos en gajos o medias lunas. Hacen muy buena pareja con quesos, embutidos salados y con salsas de toque oriental, como la de soja o la teriyaki. Prueba por ejemplo unas tostas de queso de cabra con albaricoques o melocotones a la parrilla.

Otras frutas típicas de postre, como la piña o la sandía, nos ofrecen nuevos sabores al pasarlas por las brasas. Lo único que hay que hacer es cortarlas en rodajas limpias de corteza y pepitas, y marcarlas en la plancha o grill al punto que nos guste. Son excelentes como guarnición de carnes y pescados, troceadas en ensaladas o a la hora del postre con un poco de helado.

Para darles un toque muy especial puedes pintar la fruta de verano con una salsa ligera al gusto, como si cocinaras carne a la brasa. Hazlo añadiendo un poco de sal y unas hierbas aromáticas con algo de aeite de oliva o un poco de azúcar con mantequilla para potenciar los sabores dulces. Para conseguir un contraste realmente sorprendente prueba a servir la fruta con escamas de sal gruesa.

Otra buena idea es cortar porciones del mismo tamaño de diferentes frutas y formas brochetas de colores para cocinarlas a la parrilla al mismo tiempo. ¡Anímate a probar con ingredientes diferentes y suma vitaminas a tus barbacoas!

Fotos | iStock.com/YekoPhotoStudio, iStock.com/picalotta

En Mi Mundo Philips | 11 claves para una barbacoa de éxito

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.