La guía para elegir la tetina del biberón

, 25 de enero de 2017

Al igual que es importante elegir un buen biberón para tu bebé, las tetinas son fundamentales en su alimentación. Además de reponerlas frecuentemente, sobre todo si vemos que están dañadas y estropeadas, hay que adaptarlas a la edad del bebé y a sus necesidades alimenticias. Si ves que el bebé no puede tragar bien la cantidad de leche, o que se pone nervioso cuando está con el biberón puede ser que le esté llegando o bien demasiado o bien demasiado poco flujo de leche. Con esta guía no tendrás problemas para elegir la tetina del biberón más adecuada en cada caso.

Tetinas para recién nacidos

Cuando nacen, sus tomas son muy pequeñas y apenas tienen capacidad de tragar, así que el flujo debe ser lento. Además, si nuestro hijo o hija está alternando la lactancia materna con los biberones, debemos elegir una tetina que se parezca lo máximo posible al pecho materno para que no haya confusión, y que el enganche sea lo más natural posible.

En Philips Avent puedes encontrar tetinas de recién nacido (con un solo agujero) y tetinas para mayores de un mes (con dos agujeros), que se van adaptando al crecimiento del pequeño. Sus tetinas son anchas imitando la forma del pecho materno, para favorecer la combinación de ambos, además los pétalos del interior de la tetina aumentan la suavidad y flexibilidad sin contraerla, para que el bebé disfrute de una alimentación más cómoda y agradable.

Además, las tetinas de Philips Avent disponen de un innovador diseño de doble válvula que reduce los cólicos, mediante la ventilación del aire hacia el interior del biberón y no hacia la tripa del bebé. Así te aseguras de que una buena digestión del pequeño.

Tetinas de flujo medio

A partir de los tres meses, empiezan a comer más y llega el momento del cambio a una tetina de flujo medio, y dependiendo de la cantidad que beba en cada toma, también el cambio a un biberón de mayor tamaño.

Tetinas de flujo rápido

A partir de los seis meses los bebés empiezan a comer mucho más, y el flujo de las tetinas debe ser más rápido, con cuatro agujeros. Si además el biberón lleva cereales, hay tetinas específicas para líquidos más espesos, que permiten que el bebé pueda comer una papilla ligera o una sopa.

Cómo comprobar que la tetina es la adecuada

Debemos comprobar periódicamente que la tetina no esté deteriorada, tirando de ella en todas las direcciones para inspeccionarla. Si vemos que está rota por algún lado, hay que cambiarla inmediatamente.

También es importante elegir el tamaño adecuado para el bebé. La edad y su etapa de crecimiento nos puede servir de indicador, pero siempre hay bebés más tragones y otros que comen más despacio. Estate atento a cómo hace las tomas tu pequeño y a las señales que indican que la tetina no es la adecuada:

  • Si ves que tu bebé tarda mucho en terminarse el biberón o que se desespera y lo deja a la mitad, puede que el orificio sea demasiado pequeño, ha llegado el momento de pasar a las tetinas de flujo medio.
  • Si ves que el bebé balbucea, que le rebosa la leche o que no da a basto a la hora de tragar el biberón, es que el orificio de la tetina es demasiado grande para él. Debemos tener cuidado y ponerle una tetina de menor flujo, para minimizar la posible sobrealimentación, las regurgitaciones, los eructos y los gases.

Además, existen las tetinas de flujo variable, que se pueden ajustar a flujo lento, medio y rápido con una sola tetina. Solo tienes que fijarte en el dibujo (con uno, dos o tres rayas), y colocar el biberón para que la leche fluya por el tamaño que mejor le conviene a tu bebé.

Cuidado de las tetinas

Por la forma que tienen, las tetinas hay que limpiarlas concienzudamente y sin dejar ningún rastro de suciedad. Para ello, podemos comprar cepillos específicos para limpiar biberones y tetinas y esterilizarlas en cada uso. Además, debemos evitar el uso de productos de limpieza abrasivos o limpiadores antibacterias.

 

Mi Mundo Philips | No cambies de biberón, cambia de tetina

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.