La iluminación en pasillos y escaleras mejora su seguridad

, 21 de enero de 2015

stairs-273186_1280

La iluminación nos ayuda a crear ambientes y a decorar, pero su función primordial es la de ayudarnos a ver y es por eso que en muchas ocasiones está en relación directa con la seguridad de determinados espacios, especialmente en zonas de paso. Iluminar pasillos y escaleras interiores, o exteriores durante la noche, es fundamental para evitar accidentes.

En zonas de paso no es necesario disponer de una luz muy intensa y tampoco tiene por qué ser directa, puede ser una luz tenue y orientada en direcciones diversas, pero es importante contar con varios focos para garantizar una visión correcta a lo largo de todo el recorrido y controlar que no provoque sombras.

hotel-hallway-314321_1280

Las bombillas se pueden colocar en el techo, en las paredes a modo de apliques o directamente encastradas en el suelo. En pasillos amplios en altura son más recomendables las bombillas en el techo, en los bajos es mejor colocar apliques en paredes opuestas y las luces bajas son más adecuadas en escaleras, para que se vean con claridad los peldaños sin que haya sombras que puedan provocar un tropiezo o una caída.

Es muy recomendable que conectemos las bombillas de zonas de paso con sensores de movimiento para que estas zonas se iluminen cuando haya personas en ellas y así ahorrar energía cuando no sea necesario utilizarlas. Esto puede ser interesante en casa, pero lo es especialmente en edificios y en hoteles, con zonas de paso por las que circula mucha gente. En el caso de no utilizar sensores de movimiento deberemos contar con interruptores al principio y al final de la zona de paso para que podamos encender en un extremo y apagar en el opuesto.

Fotos | Pixabay, Pixabay
En Mi Mundo Philips | Las tendencias más actuales en iluminación para este invierno

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.