La lactancia materna en los bebés prematuros, aún más necesaria

, 30 de junio de 2015

CHMV-PRE2011_Veer_stock_PDP0399953.hires-L

Cuando nacen, los bebés nos parecen la cosa más delicada del mundo, pero cuando nacen antes de tiempo, lo que se conoce como bebés prematuros, todavía tienen más necesidades y requieren de más cuidados que los bebés nacidos a término. Se entiende que es un bebé prematuro cuando nace antes de la semana 37. Si en los embarazos normales, los bebés ya notan grandes beneficios en su salud gracias a la lactancia materna, en el caso de los bebés prematuros la leche materna puede ayudarles muchísimo a salir adelante con una buena salud.

Muchos bebés prematuros requieren pasar una temporada en la unidad de cuidados intensivos neonatales, por lo que la lactancia puede ser más complicada. Quizás no puedan succionar y la lactancia requerirá de más esfuerzo de la madre, que deberá extraerse la leche para poder dársela con jeringa o con sonda. Los extractores de leche de Philips Avent están diseñados para un mayor confort, lo que mejora el volumen de leche extraído.

Los bebés prematuros pueden desarrollar una infección intestinal propia de estos bebés que se denomina enterocolitis necrosante, y la leche materna puede ayudar a prevenirla. Además la leche materna de la madre de un bebé prematuro tiene una composición diferente a otras leches maternas porque está específicamente adaptada a sus necesidades.

El calostro y la leche materna le proporcionarán glóbulos blancos, anticuerpos y otras propiedades inmunes valiosas que pueden ayudar a un bebé prematuro a resistir infecciones. La capacidad de absorción de los ácidos grasos de cadena larga de la leche materna es de un 90% o más, mientras los de la leche artificial es solamente del 65%, lo que supone una enorme ventaja para el desarrollo del bebé.

Aunque no mamen directamente, el método canguro o contacto piel con piel se ha comprobado también que puede ayudar a los bebé prematuros, porque les proporciona calor, el cariño de la madre o del padre y además, puede ayudar a la madre a estimular la subida de la leche. El bebé está más tranquilo, menos estresado, y mejorará su capacidad de succión.

La madre de un bebé prematuro puede que no se encuentre en un buen momento ni físico ni mental, pero el contacto con el bebé y la lactancia materna ayudará a crear un vínculo con el hijo que no ha estado en la tripa todo el tiempo que debería, al mismo tiempo que le ayuda a crecer normalmente tras un parto prematuro.

En Mi Mundo Philips | Qué debes comer para recuperarte del parto

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.