La limpieza de la cocina, una tarea fácil

, 9 de diciembre de 2014

limpieza de la cocina

Me gusta mucho cocinar y por eso entre nuestras publicaciones de La Vida en Casa, es frecuente que encontréis algunas recetas, así como otros trucos y consejos para facilitaros las tareas cotidianas. Sin embargo, la cocina es una habitación cuya limpieza es algo más complicada que el resto porque en ella conviven líquidos, grasas, vapores y sustancias diferentes al resto de las habitaciones de la casa.

Cada vez que cocinamos, procuramos ir siempre limpiando lo que vamos manchando, fregando los cacharros en el momento o metiéndolos en el lavavajillas y pasando una bayeta por la encimera casi con fijación enfermiza, tratando de dejar todo impoluto, evitando toda posible contaminación alimentaria, por nuestro bien y el de toda la familia.

De vez en cuando, una vez a la semana, o cuando vamos a tener invitados o simplemente, cuando encontramos el momento para hacerlo, nos toca hacer una limpieza de la cocina a fondo, procurando limpiar bien los azulejos, para quitar los restos de grasa, los armarios de la cocina y la placa de inducción, gas o vitrocerámica para que esté bien reluciente.

La limpieza de la cocina: sistema tradicional

Esta tarea es bastante dura, ya que la grasa si no se limpia con frecuencia se va espesando y agarrando a las superficies, y nos cuesta bastante despegarla pasando un simple paño. El sistema tradicional de limpieza, que os recomiendo siempre que queráis vivir la experiencia completa, es poner en un barreño tres litros de agua templada, un buen chorro de amoniaco y unas gotas de vuestro detergente de fregar la vajilla a mano.

Removemos bien y con unos paños blancos podemos ir limpiando a conciencia los armarios, las encimeras, los electrodomésticos y los azulejos. Es impresionante ver cómo brillan los azulejos y cómo los paños y el agua van cambiando de color. Otra posibilidad es mucho más sencilla.

limpieza de la cocina multisteam

La limpieza de la cocina, una tarea más fácil

Con la ayuda de Multisteam, una vaporeta manual de Philips no hay grasa que se resista y además, con la potencia del vapor y su elevada temperatura, parece que la grasa se disuelve de una manera inmediata. De verdad que cada vez que lo hago me maravillo viendo como la grasa se deshace en un momento.

Una ventaja adicional es que, mejorando la acción de la limpieza manual hecha con amoniaco, las altas temperaturas que alcanza el vapor son excelentes para desinfectar perfectamente toda la zona de los desagües del fregadero y la grasa acumulada en los quemadores y los fogones.

Por todo ello, me están dando ganas de apuntar una Vaporeta manual de Philips Multisteam en la carta a los reyes Magos de mis hermanas y mi madre, para que puedan tener la cocina tan limpia como la mía y sin emplear muchas horas en conseguirlo. Con dos pasadas, la tarea de la limpieza de la cocina, más fácil que nunca.

En Mi mundo Philips | Los suelos más brillantes del barrio sin esfuerzo
En Mi mundo Philips | Cómo planchar la ropa delicada con el centro de planchado Perfect Care

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.


  • chloecomprando

    me parece un sistema mucho más higiénico que con productos químicos demasiado agresivos