La magia de la Navidad está en su luz: así puedes crear ambientes con ella

, 15 de diciembre de 2014

christmas-tree-83121_1280

Todos estamos estos días decorando y ambientando la casa de cara a la Navidad. Entre los aspectos más importantes de la decoración de Navidad, está la iluminación. Buena parte de la magia de la Navidad está en las luces que adornan desde ya las calles y las casas. Quién más y quien menos ya ha puesto una guirnalda de luces en el árbol de Navidad, colgando en una ventana o alrededor de algún mueble.

Pero lo importante de la iluminación en Navidad, no solo son las pequeñas luces intermitentes que brillan en la oscuridad y nos recuerdan que estamos en fiestas, también la luz de la casa en general que nos puede ayudar a crear varios ambientes en las cenas de Nochebuena y de Fin de Año, para que nuestra casa resulte realmente agradable y acogedora para nuestros invitados.

Crear ambientes diferentes con la iluminación para recibir a los invitados

Lightstrips-update-1

Si vamos a ser anfitriones en alguno de los días importantes de las fiestas a la hora de la cena, debemos tener muy en cuenta que la iluminación es fundamental para crear ambiente. Así que tenemos que pensar cuál o cuales son los ambientes que queremos crear e iluminar de acuerdo con ello. Una luz cálida para recibir a los invitados, más intensa y blanca a la hora de la cena y suave y más íntima para la posterior sobremesa.

Cada momento es diferente y a cada momento le viene mejor una luz distinta. Al comenzar la velada, con el aperitivo, interesa una luz cálida que haga la casa muy acogedora para los invitados que recibimos. Si toda la velada va a transcurrir en la misma habitación, desde el principio podemos tener cada zona iluminada de un modo distinto, para que la gente vea ya al llegar los distintos ambientes.

La luz más adecuada para la cena de Navidad

celebration-83158_1280

El momento de la cena es, en las fiestas de Navidad, uno de los más importantes. En la cena necesitamos ver bien, y por lo tanto la luz en la zona de la mesa debe cobrar intensidad. Aunque es cuestión de gustos, en genearal, lo más recomendable para la mesa de comedor es una luz clara y directa, una lámpara a cierta altura sobre la mesa que se puede acompañar con otras luces más tenues a su alrededor.

Una buena iluminación en el comedor es fundamental, no solo para crear un ambiente agradable, sino porque la comida especial que hayas preparado para la noche y la decoración de Navidad con la que hayas vestido y decorado la mesa, lucirán mucho mejor con una iluminación adecuada que las haga destacar. Un sistema como Philips Hue, te puede permitir crear los distintos ambientes, jugar con la intensidad y con el color para adaptarlo a las necesidades de cada momento.

Llévate la fiesta a donde quieras después de la cena

Imagen 1

Finalizada la cena podemos disminuir de nuevo el flujo de luz e incluso jugar con su color. Las luces de colores son perfectas para el momento de las copas después de la cena. Colores fríos como el verde o el azul, nos pueden proporcionar un ambiente relajante y muy confortable para el rato de charla y juegos de la sobremesa.

Además en ese momento podemos utilizar pequeñas luminarias como velas LED o guirnaldas de luces que nos permitan llevarnos la fiesta a cualquier parte, incluso a la terraza o al jardín de la casa, si el tiempo lo permite. Las pequeñas lámparas portátiles resultarán muy versátiles y prácticas en ese sentido.

Fotos | Pixabay, Philips, Pixabay y Philips
En Mi Mundo Philips | Que Papá Noel y los Reyes Magos iluminen tu hogar esta Navidad

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.