La primera Navidad del bebé, una celebración doble

, 20 de diciembre de 2012

Si este año ha nacido tu bebé, estas Navidades serán una fecha muy especial, porque celebrarás estas fiestas tan entrañables y tan familiares por primera vez con un bebé en brazos. Una imagen preciosa de la que hay que guardar un buen recuerdo.

Un recuerdo imborrable

No te olvides de inmortalizar el momento con fotos o con una videocámara Philips. En el futuro os gustará recordar las primeras Navidades del bebé. Las tiendas de fotografía suelen lanzar en estas fechas promociones para sacar fotos de tus niños disfrazados o “tuneados” con los gorros rojos de Papá Noel, con la boina del Olentzero en el caso del País Vasco, etc. Es una buena oportunidad para guardar un recuerdo divertido.

Si el niño es muy pequeño, apenas se dará cuenta de qué es todo ese alboroto a su alrededor. Abrir los regalos casi nos hará más ilusión a los padres que al niño. Mejor no saturar de regalos al niño, si son pocos regalos, pero de calidad, mejor. Quizá sea conveniente regalarle cosas para distintas épocas de su crecimiento, y posteriormente guardarle esos regalos unos meses hasta que vaya creciendo y madurando. Un niño de seis meses no se entretiente con lo mismo que con uno de 12.

Decora la casa, porque las luces y los colores típicos de estas fiestas le llamarán mucho la atención. Sin embargo, procura mantener las concidiciones de seguridad y alejar los enchufes, los alargadores y todo objeto susceptible de ser peligroso para el bebé de su alcance. La verdad es que nosotros, las primeras Navidades de nuestro hijo, apenas decoramos la casa. El niño tenía sólo un mes, no se enteraba de nada y nosotros estábamos con poco tiempo para historias. Además, que pasamos más tiempo en casa de los abuelos que en la nuestra.

Cuando el niño tenga un poco más de conciencia, es el momento de empezar a instaurar las tradiciones que marcarán su infancia: cantar villancicos, celebrar Papá Noel o Reyes Magos, ir a ver la Cabalgata… Las Navidades suelen ser unos de los mejores recuerdos de los niños, por la ilusión de los regalos y por la celebración con la familia.

Ten en cuenta que es un bebé

Tenemos tantas ganas de celebrar las Navidades con el nuevo miembro de la familia… que a veces se nos olvida que es un bebé. En ocasiones nos juntamos en una casa mucha gente y a su alrededor se produce mucho ruido, mucho alboroto, todo el mundo le quiere coger en brazos, y todo esto al bebé puede estresarle. Observa al pequeño si está cansado, y ponte en su lugar. Muchas veces hay que protegerle de los mimos excesivos.

La alteración de horarios y el pasar la noche fuera de casa también pueden causarle malestar al niño. Mi consejo: ser algo más flexibles con los horarios, pero sin abusar. No pasa nada por regresar a casa con el bebé dormido en el capazo a la una de la mañana una vez, pero no intentemos que el niño aguante despierto hasta el momento de las uvas si está que se cae de sueño.

Otro punto negro de sus primeras Navidades puede ser la alimentación. Nosotros abusamos de la comida en este época, pero él todavía no tiene el estómago adaptado para comer de todo. Respeta el tiempo que tiene y los consejos de alimentación para su edad. Nadie quiere celebrar estas fiestas en urgencias por una indigestión o una alergia alimentaria del pequeño ¿verdad? Lleva biberones preparados, dosificadores de leche en polvo o la comida que él suele comer habitualmente, aunque si tiene más de 8-9 meses quizá puede darse un capricho con alguna comida navideña.

Fotos | Ashley Coombs, John Tedesco
Mi mundo Philips | Regalos navideños para bebés y futuras mamás

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.