Aprende la técnica definitiva para empaquetar tus sándwiches

, 1 de julio de 2016

Sándwiches

Un buen sándwich o bocadillo puede ser una comida de lo más completa, saludable y deliciosa, mucho mejor si lo preparamos en casa. Son la solución perfecta para comer en verano sin complicaciones, especialmente si vamos a pasar el día a la playa, a la piscina, o también para un picnic. Pero envolverlos bien puede ser todo un reto si no queremos montar un caos a la hora de comerlos, por eso te enseñamos la técnica definitiva para empaquetar sándwiches.

Cómo disfrutar de tus sándwiches sin complicaciones

Para que un buen sándwich sea sabroso y una comida nutritiva y completa debemos ser generosos con los ingredientes, equilibrando el relleno con el pan y procurando incluir ingredientes frescos y jugosos. Merece la pena elaborarlos con atención y detalle, siempre a nuestro gusto y a lo que más nos apetezca en ese momento, aprovechando ingredientes de temporada. Entonces, ¿por qué no cuidar más la forma de empaquetarlos?

Es realmente una pena que un buen sándwich pierda calidad si sufre daños en el transporte, desmontándose, chafándose o rompiéndose por el camino. Para evitar encontrar un desastre al desenvolver nuestros sándwiches o bocadillos, que puede desembocar en pringues y manchas al comerlos, lo mejor es dar con la técnica adecuada para empaquetarlos bien. En esta web han dado con la clave y nos enseñan paso a paso cómo hacerlo.

Aprende a envolver tus sándwiches como un experto

Sándwiches

Primero, coge una buena hoja de papel sulfurizado o papel de hornear, rectangular, y colócalo enfrente de ti de forma vertical. Dispón el sándwich justo en el centro, coge los dos extremos y únelos en la parte superior. Haz un pequeño pliegue de 1-2 cm y continúa doblándolo de tal manera que termines con el doblez sobre la superficie del sándwich, sin apretarlo.

Ahora los extremos tendrán forma de tubos. Usa los dedos para presionar los laterales de cada uno hacia dentro, de tal modo que obtengas un triángulo con pliegues. Presiona bien y fija los bordes, luego dobla cada vértice hacia atrás, para dejarlos bajo el sándwiches. ¡Ya está! Para comerlo solo tienes que cortarlo por la mitad para evitar liarte desenvolviendo el papel y así además evitarás mancharte. Observa bien las imágenes y verás que es muy fácil, anímate a intentarlo y verás cómo tus sándwiches llegarán siempre perfectos a su destino.

Fotos | Serious Eats

En Mi Mundo Philips | Así puedes improvisar un picnic de verano con lo que sueles tener en la nevera

En Mi Mundo Philips | Comienza la temporada de piscina: recuerda estos consejos para evitar sustos

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.