De la teta a los macarrones. ¿Podemos saltarnos las papillas?

, 7 de junio de 2016

led weaning

Parece que los purés y las papillas son ineludibles cuando los bebés cumplen los 6 meses. Pero hay otras formas de alimentar al bebé y el baby led weaning seguro que te sorprende. En este vídeo se puede ver todas las posibilidades con las que podemos alimentar a un bebé menor de un año con alimentos sólidos y ¡él se lo pasa pipa con la comida!

En qué consiste el baby led weaning

Como veis, solo se trata de dejar a disposición del niño alimentos que pueda agarrar para que se los lleve a la boca, los vaya rumiando, chupando, jugando con ellos, y comiendo. Parte del concepto de que hasta el año, el alimento principal es la leche materna. De ahí siguen consiguiendo todos los nutrientes y defensas que necesitan, y el resto de alimentos a partir de los 6 meses y hasta el año forman parte de una dieta complementaria, es decir, adicional a la leche.

Es una buena manera de incorporar la fruta, la verdura, los macarrones, y que vaya descubriendo formas, sabores, texturas. Además, el niño come junto con el resto de la familia y se alimenta de la misma comida.

Ventajas e inconvenientes del baby led weaning

  • El bebé acepta mejor los alimentos, porque comer es un juego divertido en el que además se fomenta la habilidad manual. Aprende a comer comida de verdad y la transición a la alimentación de adultos es mucho más fácil.
  • Come lo que le apetece, a demanda, y así fomentamos su autonomía.
  • Aprende a saborear los alimentos por separado, no con esas extrañas mezclas que hacemos los padres en las papillas (como por ejemplo, plátano, galletas y naranja o carne, patatas, zanahorias y calabaza).
  • Por un lado te evitas estar pendiente de hacerle los purés, pero por otro lado se puede comprobar que tras la comida, el bebé necesita un buen baño, y su ropa y la trona terminan manchados hasta arriba.
  • Se requiere paciencia y tiempo para que el bebé coma sin prisas, a su ritmo.
  • Hay que vigilarles bien, porque existe riesgo de atragantamiento. Generalmente, si ellos cogen la comida con la mano, no es fácil que se la traguen entera, y ellos mismos suelen hacer arcada o vomitar si tragan un trozo grande, pero, desde luego, los padres nos preocupamos con esas cosas.

Aunque no apliquemos el baby led weaning con nuestros hijos de manera habitual, no está de más comprobar que ellos pueden comer solitos. Lo que sí podemos probar en casa es darles algunos alimentos sólidos de vez en cuando, como patata o zanahoria hervida, fruta como peras o plátanos, para que vayan aprendiendo a comer como mayores.

Foto | Pixabay

En Mi Mundo Philips | No lo hagas tú por ellos: razones para fomentar la autonomía de tu hijo

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.