Esta es la verdadera historia del estilo hipster (y cómo saber si eres uno de ellos)

, 25 de enero de 2017

El estilo hipster ha crecido tanto y está tan presente en nuestra sociedad actual que hemos llegado a un punto en el que definimos como hipster casi a cualquier cosa. ¿Pero cuáles son las características reales de esta subcultura urbana? Hoy nos adentramos en su historia para conocerla a fondo.

Orígenes de la cultura hipster

Como decía, a estas alturas de la película, nos atrevemos a definir como hipster a cualquier hombre con barba larga. Pero no amigos, ni todo el monte es orégano ni todos los barbudos son hipsters.

Este término surgió en Estados Unidos en los años 40, para definir a los aficionados al jazz y que, por supuesto, tenían algunas características que les definían: vestían de manera más bien formal, vivían de forma modesta, hacían gala de un gran sarcasmo y disfrutaban de cierta libertad sexual.

Una características que no coinciden exactamente con el concepto actual de hipster, que ha cambiado el jazz por la música alternativa, que disfruta de actividades aire libre y rechaza el consumismo y casi todo lo mainstream. También apuestan por la alimentación saludable, muchas veces vinculada al veganismo, así como por la ecología y las tareas artesanales.

Así es la ropa hipster

Por supuesto, la ropa de los hipsters cuenta con sus propias peculiaridades. En teoría, su estilo se basa en combinar prendas vintage con otras que se salen de las tendencias populares. Pero claro, lo hipster se ha convertido en sí mismo en una tendencia popular, por lo que podríamos decir que ha llegado a convertirse en mainstream (justo de lo que en teoría trataba de huir).

Tejanos pitillos, camisetas con mensajes, camisas de cuadros, chalecos y complementos como sombreros, pajaritas, gafas de pasta o las míticas Wayfarer son algunas prendas que no pueden faltar en el armario de cualquier hipster que se precie. Eso sí, cuanto más vintage, mejor. Para ser un auténtico hipster hay que huir de las franquicias low cost.

Vida saludable y tecnología

Los hipsters quieren que vivamos en un mundo mejor. Por eso, cuidan a tope del planeta con la ecología como bandera y es habitual verlos desplazarse por la ciudad en sus bicicletas (si son vintages, mucho mejor).

Aunque eso sí, la tecnología está muy presente en sus vidas y, no nos engañemos, los productos de Apple forman parte de su universo, por muy mainstream que sean. Ya sea un iPhone o un Macbook, aquí lo que importa es la manzana posterior, que para eso es una fruta saludable.

El papel de la barba

Una vez llegados aquí, rindámonos a lo evidente: no hay hombre hipster sin una buena barba cubriendo su rostro. Eso es así. Cuanto más larga, mejor. Sin miramientos. Pero ojo, que larga no es sinónimo, en absoluto, de descuidada.

Como bien sabréis los lectores habituales de este blog, para tener una barba impecable hay que lavarla con champú específico para este tipo de vello, aplicar un aceite o after shave que dé brillo y suavidad y cepillar a diario. Y, por supuesto, recortar y dar forma cada cierto tiempo, utilizando alguno de los recortadores o multibarberos de Philips.

Así que ya sabéis, si queréis apuntaros a la moda hipster, no os olvidéis de cumplir todos estos requisitos. ¿A que no es tan fácil como parecía?

Imágenes | iStock.com/LemonTreeImages | iStock.com/g-stockstudio | iStock.com/BONNINSTUDIO | iStock.com/g-stockstudio | iStock.com/nautiluz56
En Mi mundo Philips | Evita trasquilones al arreglar tu barba con estos sencillos consejos

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.