Las madres hablan: qué es lo mejor y lo peor de los dos primeros años de maternidad

, 26 de abril de 2018

maternidad

La maternidad trae cosas muy buenas a tu vida y también cosas no tan buenas. Cada experiencia como madre es diferente, por eso hemos querido hablar con varias madres que nos cuenten qué es lo mejor y lo peor que han vivido durante los dos primeros años de maternidad. Estos son sus testimonios.

Teresa

Para mí, lo mejor de ser madre es verles hacer algo por primera vez, la alegría de escuchar mamá o papá, cuando empieza a andar, ves que van consiguiendo logros y ver cómo los hacen es increíble. Ellos están descubriendo el mundo y nosotros lo hacemos de nuevo con ellos. Y lo peor de ser madre es cuando lloran y no sabes por qué, qué les pasa, si están cansados, tienen hambre, tienen gases o están enfermos. Y cuando crecen ves que muchas veces cogen rabietas y ni siquiera sabes por qué. ¡A veces acaban con tu paciencia!

Tamara

Lo mejor de tener un bebé es todo, él es lo mejor, es tu hijo y lo quieres infinito. Me encanta la alegría que trae a casa y cuando le oyes reír. Y lo peor es que resulta muy dependiente, que no tienes un segundo para ti porque tienes que estar todo el rato alerta de los posibles peligros y de lo que necesita en cada momento. Para todo acude a ti, y eso puede llegar a agobiar.

Jimena

Lo mejor de todo es la ternura de cuando son bebés recién nacidos, cómo te miran, como sonríen, y como huelen… Y verles crecer y aprender poco a poco, día tras día. Sin duda, lo peor son las noches sin dormir y el cansancio que vas acumulando día tras día. También que tu vida se llena de temores, si tiene la fiebre alta, si no come, si le cuesta respirar… lo ves tan pequeño y delicado que pasas miedo e intranquilidad.

 

Natalia

Me divierto muchísimo cuando juego con mi hija. Es muy divertido escuchar sus primeras palabras. Y lo peor es que no tengo mucho tiempo para poder estar con ella. Se debería avanzar más en la conciliación laboral y familiar de los padres y las madres. A veces la pequeña te está reclamando para que le hagas caso y en lugar de estar centrada en ella estás pendiente de la lavadora, de la comida en el fuego y de todo lo que hay que ordenar en casa. O llegas del trabajo tan tarde que solo te apetece estar tirada en el sofá y no tienes ganas de jugar.

Marta

Lo que recuerdo con más ternura es cuando le tenía en mi regazo tras las tomas de pecho. Se quedaba dormidito, cansado, con una sonrisa en la boca y totalmente satisfecho. Y como te miraba embobado. Como los bebés tienen poco campo de visión, a ti es a la primera a la que ven y reconocen. Lo peor es el agotamiento total, no poder dormir varias horas seguidas, que hace que no disfrutes 100% del momento de tener un recién nacido en tus brazos y que lo único que parece que haces con tu vida es sobrevivir día a día.

En definitiva, ser madre no siempre es como esperas, te trae muchas sorpresas, tanto positivas como negativas, aunque a nivel global compensa con creces la experiencia de ser madre y sobre todo, ver crecer a tu hijo poco a poco.

 

Fotos | iStock AntonioGuillem

En Mi Mundo Philips | Nueve regalos indispensables que te gustará recibir con la llegada del bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.