Las reglas de oro para visitar a un recién nacido

, 17 de enero de 2019

La llegada de un nuevo y esperado bebé es tan emocionante que quieres correr a verlo cuanto antes, ya sea un nuevo miembro de la familia, o el hijo de nuestros amigos cercanos. Sin embargo, los primeros días del recién nacido en casa suelen ser muy duros y las visitas pueden convertirse en un momento estresante para los padres. Así que conviene seguir algunas reglas de cortesía para que las visitas con un recién nacido sean bienvenidas.

Ser oportuno

En primer lugar, hay que avisar antes de ir, y sobre todo, comprobar que a la madre quiere ser visitada. No solo es difícil hacerse con la situación de un recién nacido en casa que requiere cuidados constantes, sino que la madre está en pleno postparto, recuperándose, e igual no quiere ver a nadie en esos momentos. Además, tenemos que comprobar que no coincidimos con otras visitas. Y no está de más un Whatsapp de último minuto para comprobar que no esté en un mal momento (el bebé se acaba de dormir, está en una toma, etc.)

No molestarse si no quieren recibir visitas

Por supuesto que os quieren y agradecen el gesto de querer ver al bebé y recibir vuestra felicitación de primera mano, pero hay gente que los primeros días no está preparada para recibir visitas. No pasa nada, ya habrá tiempo y no hay que ofenderse por ello. Ofrece tu comprensión, y propón verte más adelante, si se siente más confortable con la situación.

Sé muy precavido con los gérmenes

Los recién nacidos son muy vulnerables a los virus y bacterias, y puede que nosotros tengamos un pequeño constipado de nada, pero si se lo contagiamos al bebé, puede que enferme de gravedad. Además, debemos lavarnos bien la manos antes de tocarle y cogerle en brazos. Tampoco debemos besar jamás al niño porque podemos transmitirle muchos tipos de gérmenes.

visitar recien nacido

Lleva algo de comida u ofrécete para hacer algún recado

Si llevas algo de comida preparada, algo que puedan utilizar como cena de picoteo (¿qué tal algo de jamón si la embarazada no lo ha comido en toda la gestación?), les estarás haciendo un gran favor a los padres. También te lo agradecerán si les preguntas antes de ir si necesitan algo (puede que se hayan quedado sin pañales, pan, papel higiénico, etc) para hacer una visita rápida al súper antes de pasar por su casa.

Colabora con los padres

Les puedes ayudar de muchas maneras diferentes: sujetando al bebé mientras la madre se ducha (lo cual se convierte en un lujo con un recién nacido), ofreciéndote a cambiarle los pañales, jugando con los otros niños de la casa o sacándoles de paseo, pregunta para echar una mano con lo que necesiten sin que se sientan ofendidos.

No hagas comentarios sobre la casa o sobre su cuerpo

No necesita que nadie le recuerde lo desordenada que está la casa o que aún parece embarazada de cinco meses. Hay que ser cortés y ponerse en su lugar.

No des consejos que no hayan pedido

No opines sobre la lactancia, sobre si el niño duerme o no con ellos, sobre si dio a luz con epidural o sobre su manera de criar al niño. Las madres recientes pueden ser muy sensibles a los comentarios y hacer que se sientan molestas sin que esa fuera tu intención.

No prolongues mucho la visita

Si ha recibido muchas visitas durante esos días, puede que la madre necesitar echarse una siesta, ordenar la casa, o descansar un poco. Así que se breve, ya habrá tiempo de volverles a ver más tarde. Además los bebés también se alteran mucho si hay mucho alboroto en casa.

Fotos | iStock DGLimages , monkeybusinessimages , monkeybusinessimages

En Mi Mundo Philips | ¿Qué nombres de niño y niña serán los más populares en 2019?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.