Las siete claves para degustar un café como un experto

, 11 de diciembre de 2014

claves para degustar el café

Llevo tomando café muchos años y degustándolo sin saber realmente en qué poner la atención mientras lo hago. Curiosamente, mientras que en otros aspectos de la gastronomía he hecho cursos y he participado en talleres para aprender a probar y catar los distintos alimentos y bebidas, nunca me había parado a pensar en cuáles son las siete claves para degustar un café como un experto.

Hoy vamos a aprender cómo disfrutar del café con los cinco sentidos, con toda la atención en los aspectos más importantes para deleitarnos con esta bebida y todo con una finalidad: Aprender a degustar el café para sacarle más matices a la experiencia.

Claves para degustar un café. Cómo catar un café como un experto

1. Utiliza la vista

claves para degustar un café

Lo primero que tenemos que hacer es utilizar la vista para hacer el primer análisis. Debemos fijarnos en la crema del café y su color, que puede ir desde ocres y amarillos hasta marrones oscuros. Los grises o negros se considerarán defectos. Detente en observar el color, la textura, si parece claro o espeso y toma tus primeras impresiones solo mirando.

2. El olfato y la intensidad del café

amanecer-taza

Hay que distinguir entre la fragancia que se percibe al oler el café recién molido, con notas frutales y florales, del aroma, que se percibe al utilizar el olfato sobre una taza de café recién hecho. ¿No es genial estar dormido y despertar con el aroma del café recién hecho? Pues ahora, prepárate una taza de café espresso con tu cafetera Saeco y haz el proceso siguiente.

Toma aire inspirando durante dos o tres segundos sobre la taza de café con los ojos cerrados. Podrás percibir si el café es fuerte o suave, notando la intensidad del café y sus aromas básicos. Detente en los sabores a frutas, flores, frutos secos o recuerdos del chocolate. Intenta fijarlos en tu memoria para compararlos con otras variedades que puedas analizar en el futuro.

Descarta un café en el que percibas olor a requemado, o aromas a rancio, mohoso y similares. Olfatea con detenimiento los aromas que más te gusten y si puedes, intenta memorizarlos.

3. El oído

claves para degustar un café el oído

Intenta también disfrutar de los sonidos del café, para deleitarte con los cinco sentidos. Comienza con la cafetera, los sonidos del café al salir y al caer en la taza, repicando lentamente. El oído también es parte del ritual, para disfrutar plenamente del café expresso recién hecho.

4. El tacto

No es lo mismo un café tomado en su taza de porcelana que en un vaso de cartón, es algo obvio. El tacto interviene también junto al gusto, ya que nos permite detectar la temperatura, la textura y cuerpo del café etc. Da un buen sorbo y nota como se desliza por la lengua y cómo pasa a la garganta. Deleitate sintiendo sus notas astringentes, si es sedoso o áspero y si tiene poso. Nota la taza entre los labios.

IMG_2933

Analizando la consistencia que tiene el café en la boca  es cuando hablamos del cuerpo del café, que tiene mucha relación con nuestra sensación de si es ligero, fluido o espeso. Para notar esta textura o cuerpo, es necesario detenerse en este aspecto, dejando el café unos segundos en la boca antes de tragar.

5. El sentido del gusto.

degustar el café como un experto

La lengua podrá percibir el dulce, el ácido y el amargo del café a través de los receptores de sabor de las papilas de la lengua. Los sabores del café son los aspectos en los que tenemos más experiencia debido a los años que llevamos probando esta bebida. Es fácil distinguir con un leve entrenamiento, cuáles nos gustan más o menos y cuáles son más dulces, más amargos, más “recios” o más suaves y así elegir nuestro café de cada momento, o nuestras variedades preferidas para cada ocasión.

6. El retrogusto

degustar café claves para hacerlo como un experto

Al terminar el café, no termina la experiencia porque en nuestro paladar queda un sabor que perdura, que es al que llamamos retrogusto, en relación con el “aliento” que nos vuelve por vía retronasal. En los buenos cafés se percibe al terminar un retrogusto similar al del cacao y en ocasiones se pueden notar aromas como el de la vainilla, la canela o recuerdos de frutos secos.

7. Convierte la cata en un juego colectivo o experiencia

Ahora que tienes las pautas para notar la fragancia, el aroma, la cremosidad, la textura, el cuerpo, el gusto y el retrogusto del café y así disfrutarlo con los cinco sentidos, ¿por qué no convertir la cata del café en un juego o experiencia? Prepara unos papeles o tablas de cata y juega a preparar distintos tipos o variedades de café y valoralos en los distintos aspectos que hemos comentado.

granos de cafe

Compara tus valoraciones con las del resto de participantes  en la cata y descubre cuál o cuáles son los cafés más valorados. Será muy divertido e interesante descubrir si la familia coincide en un tipo de café o en otro y así será más sencillo acertar en la compra de los granos de café la próxima vez.

Con estas siete claves para aprender a degustar el café como un experto, podrás detenerte en cada sorbo y valorar todos los aspectos que hemos señalado. Será un placer leer vuestros comentarios sobre la experiencia, si os animáis ahora a probar el café de una forma diferente.

En Mi mundo Philips | Acaba con la celulitis a base de café
En Mi mundo Philips | El café verde. ¿Una moda o un complemento en toda dieta?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.