Las sopas y cremas frías son la mejor opción para alimentarnos en esta época del año

, 25 de mayo de 2015

Lo sabemos: hace calor y se nos quitan las ganas de cocinar y hasta casi de comer. Solo nos apetecen cosas frescas y ligeras y por eso se dice que el gazpacho es el rey del verano. Pero tenemos muchos días calurosos por delante, ¿por qué no variamos un poco? Saca partido a tu batidora con todas las sopas y cremas frías que puedes hacer con ella.

Las ventajas de preparar sopas y cremas frías con tu batidora

¿Hay algo más fácil que echar ingredientes en el vaso de tu batidora, triturar y servir? Ya sabes que con las batidoras no solo podemos hacer smoothies y batidos, también son la ayuda ideal para lograr salsas, sopas y cremas saladas. El potente motor tritura prácticamente cualquier ingrediente dejando una textura suave, fina y homogénea, de las que da gusto paladear.

También con tu batidora de brazo puedes obtener excelentes resultados, incluso muy práctica si hacemos una crema que requiere cocinar un poco antes ciertos ingredientes.

En cualquier caso, las ventajas y los beneficios de estas preparaciones son múltiples:

  • Se pueden preparar con horas de antelación, incluso el día antes, y congelan muy bien.
  • A la hora de comer solo hay que sacarlas de la nevera y servir como más nos gusten.
  • Es una forma fácil de tomar las raciones de verduras y frutas que necesitamos cada día.
  • Gustan a todo el mundo y son fáciles de tomar para los más pequeños y las personas mayores.
  • Son nutritivas pero ligeras para evitar las digestiones pesadas.
  • Ayudan a mantenernos bien hidratados.

Dale variedad al gazpacho

Nos encanta el gazpacho casero y seguro que tienes tu receta infalible, pero anímate a darle variedad este verano añadiendo otros ingredientes. Puedes combinarlo con la base tradicional de tomate o sustituir esta hortaliza por otro ingrediente parecido, siempre en crudo. ¿La mejor apuesta? La fruta de verano, aromática, fresca y dulce.

  • Gazpacho de sandía. Prueba a cambiar la mitad o casi todo el tomate de la receta por el mismo peso de sandía. Al ser de color rojo puedes sorprender en casa sin que nadie sospeche antes de probarlo.
  • Gazpacho de melón. Piel de sapo, cantalupo o galia, cualquiera nos sirve para cambiar por completo el gazpacho si eliminamos el tomate de la ecuación.
  • Gazpacho de melocotón o nectarina. O una combinación de ambas frutas con tomate, combinando ejemplares más maduros con otros más ácidos, para que no te salga demasiado dulzón.
  • Gazpacho de cerezas. O mejor aún, picotas, más jugosas y aromáticas y con un color más intenso. También son estupendas para usar como guarnición con el jamón y los picatostes.
  • Gazpacho de frutos rojos. Las frambuesas, grosellas o fresas añaden un punto de sabor muy especial sin necesidad de usar una gran cantidad, siempre combinadas con parte de tomate para equilibrar los sabores.
  • Gazpacho de manzana. Añade una manzana ligeramente ácida como la verde, pink lady o fuji, sin madurar demasiado, para que el gazpacho sea mucho más refrescante.

Por supuesto, todas estas variaciones se pueden aplicar también al primo del gazpacho, el salmorejo, usando su receta tradicional como base y ajustando el espesor al gusto.

Sopas y cremas frías verdes

Verde que te quiero verde… no es solo el color de moda en smoothies y zumos, las sopas y cremas frías de este color también pueden ser saludables y, sobre todo, refrescantes y deliciosas. Los alimentos verdes son ricos en vitaminas, minerales esenciales como magnesio o potasio y también aportan mucha fibra y pocas calorías.

Para que sean realmente apetecibles buscamos un color verde brillante y fresco, que grite verano por los cuatro costados. Servidas bien frías sientan de maravilla y son una buena fuente de hidratación. Te dejamos algunas combinaciones para que empieces a propbar.

  • Aguacate y calabacín, con pimiento verde y servida con unos brotes germinados.
  • Pepino y uvas, acompañada de una guarnición de gambas.
  • Lechugas trituradas con una base de sofrito de apio, cebolla y puerro.
  • Guisantes finos con un toque de menta o hierbabuena.
  • Espinacas y canónigos son queso de cabra y piñones tostados.
  • Berros y pera, servida con lascas de un buen queso curado y picatostes.
  • Espárragos verdes con estragón acompañada de brochetas de salmón.

Recetas de invierno que te refrescarán en verano

En realidad, prácticamente cualquier crema o sopa que te reconforta en invierno puedes servirla en frío durante el verano. Simplemente procura que sea de textura muy ligera, da prioridad a las verduras y añade alguna fruta o especia que potencien los sabores y añadan un toque fresco. Estas son algunas de las mejores:

  • Sopa de remolacha y sandía.
  • Crema de calabacín con quesitos.
  • Crema de calabaza y naranja con bacalao ahumado.
  • Vichyssoise de pera con hinojo.
  • Crema de zanahorias y mango con cilantro.
  • Sopa de melocotón y tomate con crujiente de jamón.

Todas las cremas y sopas frías las puedes preparar con antelación , solo recuerda removerlas bien antes de servir para que recuperen su textura homogénea, y añade la guarnición al final. También es buena idea corregir de sal en el último momento porque al enfriarse podrían perder algo de sabor.

¿Te animas a darle buen uso a tu batidora este verano?

Foto | iStockPhoto/dana2000

En Mi Mundo Philips | Las verduras con más agua para hidratarte en verano

En Mi mundo Philips | 7 cremas que no te dejarán frío, pero te ayudarán a refrescarte

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.